Saltar al contenido principal

Farrell y NcNamara, una bienal en Venecia a favor de la arquitectura creativa y libre

Anuncios

Venecia (AFP)

Las comisarias de la Bienal de Arquitectura de Venecia, las arquitectas irlandesas Yvonne Farrell y Shelley McNamara, confiesan en una entrevista a la AFP que se sienten satisfechas con la edición que se inaugura este sábado: un manifiesto a favor de la libre creatividad.

Al recorrer los imponentes espacios de la Bienal, que este año se inspira en el tema "Freespace("Espacio libre"), las arquitectas, fundadoras del estudio Grafton Architects y ganadoras en el 2008 del premio World Building of the Year por el edificio de la Universidad Bocconi en Milán, se sorprenden por cómo el lema del certamen ha sido declinado en un sinfín de ideas, transformando a Venecia en una ventana para entender el mundo.

"Hay interconexiones que no nos imaginábamos que existieran y estamos disfrutando mucho de lo que estamos viendo. Así que nos sentimos como un campesino feliz que ha tenido una buena cosecha", sostiene Shelley McNamara.

En el certamen, que se propone valorizar los espacios colectivos, la generosidad de espíritu y la arquitectura social, participan 65 países y han sido invitados 100 estudios de arquitectura.

"Creo que nuestro manifiesto tiene muchos significados: el espacio libre de la imaginación, el espacio libre del tiempo y de la historia, el espacio libre de las oportunidades, todas esas cosas. El arquitecto trata con muchos componentes el espacio libre", explica.

Farrell, quien inició con NcNamara en los años 70 su trayectoria como docente, reconoce que espera que el concepto de 'Freespace' "se convierta en un componente cultural de todo proyecto, como para un cirujano representa la costura perfecta", asegura.

"Lo que esperamos es que las personas que no son arquitectos, viendo por ejemplo el jardín de infancia de Tokio y escuchen el sonido de los niños jugando, entiendan que las maquetas no son objetos muertos, sino realidades en miniatura. Y también que los arquitectos que inventan esas realidades en miniatura logran que sean reales", recalca.

Para ella, todo proyecto debe ser "bello y debe tener conexión con las personas, generar una experiencia física, emocional y sensorial, de modo que la arquitectura no solo sea visual sino también emocional", recalca.

Un aspecto que las comisarias han logrado en Venecia no sólo a través de los proyectos invitados, sino también con las propuestas de los pabellones nacionales, entre ellos el Vértigo Horizontal presentado por Argentina, una caja mágica de vidrio que traslada al visitante a las extensas pampas argentinas o las sorprendentes paredes de burbujas del italiano Ricardo Blumer.

"Ese valor se lo doy también a la arquitectura de vivienda, a todo tipo de proyecto", insistió al mencionar otro tema que han querido impulsar: la generosidad en la arquitectura.

"Sí, es fundamental. Hay que ser generosos cuando se trata de arquitectura para el público, para la sociedad, para las generaciones futuras, para disfrutar libremente", asegura Farrell.

"La idea de la generosidad y la arquitectura de vivienda es aún más importante porque eso es lo que marca la vida diaria de toda persona. Entonces la arquitectura de vivienda tiene también un papel cívico", añade.

Las arquitectas recordaron además que uno de los proyectos más interesantes que han realizado ha sido la sede de la Universidad de Ingeniería y Tecnología- UTEC de Lima, en Perú.

"Una estructura abierta, liberatoria", la definió.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.