Saltar al contenido principal

Marion Maréchal prepara el terreno para volver a la política francesa

Anuncios

París (AFP)

Muy popular entre la extrema derecha francesa, la nieta del cofundador del Frente Nacional Marion Maréchal preparó esta semana el terreno para un regreso a la política, después de haber dejado de utilizar el apellido Le Pen.

La joven, que dejó la política tras la derrota de su tía Marine Le Pen en las elecciones presidenciales de mayo de 2017, presentó una nueva escuela, punta de lanza de sus ideas ultraconservadoras, antieuropeas y antiinmigración.

Antes de este nuevo vuelo en solitario, la exdiputada, que conserva su carné del Frente Nacional, borró la semana pasada el apellido Le Pen de sus cuentas de Facebook y Twitter.

Considera que su apellido materno, estrechamente asociado al FN cofundado y presidido durante casi 40 años por su abuelo Jean-Marie Le Pen, es demasiado "político" aunque no se "avergüenza" de él y reconoce que le ayudó a ganar un escaño en las legislativas de 2012.

Marion Maréchal, de 28 años, lanzó oficialmente el martes el Instituto de Ciencias Sociales, Económicas y Políticas que fundó y dirigirá cuando abra sus puertas en Lyon (centro-este) el próximo mes de septiembre. Luego habló dos veces en público, por primera vez en Francia desde hace un año.

"Tal vez vuelva a hacer cosas" porque "soy incapaz de permanecer indiferente ante el estado de mi país", dijo a los periodistas.

- "Pensamiento conservador" -

"No es un verdadero regreso en el sentido de que no se inscribe dentro de un partido político pero se crea un espacio" para el futuro, explica Christian Delporte, autor de "Come back! o el arte de volver en política".

"Cuando alguien activa las redes y desarrolla una escuela que parece un laboratorio de ideas, que atrae a los jóvenes, constituye un vivero de dirigentes y militantes al servicio de una ambición", agrega.

El politólogo Jean-Yves Camus destaca que la escuela de Marine Maréchal "recibe la misma cobertura mediática que la creación de un nuevo partido".

Marion Maréchal afirma defender un "combate cultural y metapolítico" de "valores civilizacionales" que va más allá de la política electoral o partidaria, incluso si las elecciones son el "fin".

Para Camus, este paso es sobre todo "la señal de la constitución de un pensamiento político conservador a la francesa", que se hace "oír más" que el de la izquierda socialdemócrata y que la joven va a "intentar transformar en fuerza política".

Todas las tendencias de la extrema derecha (católica tradicionalista, monárquica, neofascista, etc.) están representadas entre los colaboradores del centro.

Marion Maréchal está dispuesta también a acoger a representantes de partidos de derecha y sobre todo a Laurent Wauquiez, el presidente de Los Republicanos, el tradicional gran partido conservador de Francia, que pasa por horas bajas.

- Marion ya le "ganó" al FN -

"Prepara una alternativa" a su tía Marine Le Pen, "estrella descendente" frente a su sobrina, considerada la "estrella ascendente" de la extrema derecha, estima Delporte.

Marion Maréchal, que continúa gozando de una gran popularidad en el FN, es la tercera figura política que los franceses más desean que desempeñe un papel en el futuro, según el instituto BVA. Entre los simpatizantes del FN, su cota de popularidad subió siete puntos en mayo, los mismos que cayó su tía.

La expectativa del FN está a la altura de "la frustración" que generó el fracaso de Marine Le Pen en las elecciones de 2017, recuerda Camus.

Queda por saber cómo y cuándo volverá a salir la joven política a la conquista de los electores.

Necesitará un partido y no una "nebulosa" de tipo En Marcha -el movimiento lanzado antes de su elección por el hoy presidente Emmanuel Macron-, cree Camus, porque "en la derecha, la gente tiene el sentido de la autoridad".

El exconsejero soberanista de Marine Le Pen, Florian Philippot, cree que "ideológicamente" Marion Maréchal ya "ganó dentro del FN". "Alrededor de Marine Le Pen solo hay amigos de Marion Maréchal".

Pero "proyectarse excesivamente en tal o tal persona es un poco arriesgado", advierte la interesada.

No solo Marion Maréchal no debe permitir que se olviden de ella ni "dejar pasar la ventana del regreso", concluye Delporte.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.