Saltar al contenido principal

Carreño y Verdasco dan las primeras alegrías a España en Roland Garros

Anuncios

París (AFP)

Dos participantes en liza este domingo y dos victorias: a la espera del debut el lunes de Rafa Nadal, el tenis español pudo disfrutar este domingo, en la jornada de apertura de Roland Garros, con las clasificaciones a segunda ronda de Pablo Carreño y Fernando Verdasco.

En ambos casos se sufrió más de lo esperado, sobre todo en el caso de Verdasco, que protagonizó una espectacular batalla de 4 horas y 22 minutos para imponerse al japonés Yoshihito Nishioka, 258º del ránking ATP, por un maratoniano 6-7 (4/7), 6-4, 6-3, 6-7 (3/7) y 7-5.

Verdasco, de 34 años y 35º del mundo, necesitó incluso la asistencia médica en el final del cuarto set, para ser atendido de su pie derecho, aunque pudo terminar algo mejor que el jugador nipón, que acabó con signos de agotamiento y teniendo que ser ayudado para salir de la pista.

Verdasco, que el año pasado comenzó dando la sorpresa del día inaugural de Roland Garros al eliminar al alemán Alexander Zverev (actual número 3 del mundo), tiene los octavos de final, que ha alcanzado seis veces en París, como su techo en Roland Garros.

Esta temporada su mejor resultado es el subcampeonato de febrero en Rio de Janeiro, donde le privó del título el argentino Diego Schwartzman.

En la temporada europea sobre tierra, Verdasco no ha conseguido superar la segunda ronda en ninguno de los torneos que ha disputado (Montecarlo, Madrid, Roma), con lo cual tendrá la oportunidad de romper esa mala racha en París después de sobrevivir a un complicadísimo estreno.

- Esperando a Nadal -

Poco antes, Pablo Carreño (11º del mundo), una de las principales bazas de la 'Armada' en este Roland Garros, consiguió el primer triunfo español de este año en la tierra batida parisina.

Fue por 4-6, 6-1, 7-5 y 7-6 (7/5) contra el eslovaco Jozef Kovalik, 147º del mundo.

Carreño estuvo en pista menos tiempo que Verdasco, pero superó las tres horas de partido.

Empezó con muchos fallos en el primer set, que perdió 6-4 ante el eslovaco, antes de reaccionar con rabia en el segundo (6-1). En el tercero, el tenista asturiano de casi 27 años tuvo que esforzarse al máximo, con dos quiebres de servicio en los últimos juegos, para apuntarse el set 7-5, antes del cuarto y definitivo, que se decidió en el 'tie-break', por 7-6 (7/5).

"Ha sido un debut difícil, complicado. Las primeras rondas en estos torneos siempre cuestan. El año pasado hice un gran torneo aquí y por eso quizás las expectativas este año son altas. Me ha costado empezar, él venía ya rodado de la ronda previa y además ha jugado muy bien", valoró Carreño en una conferencia de prensa.

"He sabido sufrir y luego ganar, sin terminar de hacer mi mejor tenis. A partir de ahora solo me queda mejorar para el siguiente partido", apuntó.

Carreño, que en la preparación sobre tierra batida para este Roland Garros alcanzó dos semifinales (Estoril, Barcelona), se reencontró así con el torneo de París, un año después de haber abandonado por problemas físicos en su duelo de cuartos ante Rafa Nadal.

Esa actuación de hace un año en París era la mejor en un Grand Slam para él, aunque meses después la superó al alcanzar las semifinales en el Abierto de Estados Unidos.

El lunes, además de Nadal, el tenis español verá en acción en París a Roberto Bautista, Guillermo García-López, Roberto Carballés, Carla Suárez, Carlos Taberner, Albert Ramos, Lara Arruabarrena, David Ferrer, Jaume Munar y Georgina García.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.