Saltar al contenido principal

Diego Schwartzman, un Roland Garros en su mejor momento

Anuncios

París (AFP)

Cuando casi todos los aficionados de su país están pendientes de si Juan Martín del Potro puede jugar en Roland Garros pese a su lesión en un aductor, otro argentino afronta el torneo con altas expectativas, Diego Schwartzman, que está cerca de entrar en el 'Top 10'.

El 'Peque' Schwartzman nunca había estado tan alto en la jerarquía mundial del tenis: en la última clasificación ATP fue duodécimo, lo que le hace afrontar Roland Garros como undécimo cabeza de serie, y está ya acariciando su sueño de entrar entre los diez mejores tenistas del mundo, donde Del Potro ocupa el sexto puesto.

Schwartzman lo celebró el lunes de esta semana en las redes sociales con varios emoticonos con los que evidenciaba su euforia, acompañando una captura de pantalla de su perfil ATP con el número 12 como su nueva posición.

- 'Manacor, España' -

En Twitter, la localización de su mensaje revelaba dónde se encontraba: "Manacor, España".

Schwartzman estaba en la tierra de Rafa Nadal, en la Academia del número 1 mundial en la isla de Mallorca, donde luego publicó fotografías junto a la estrella española.

El jugador argentino acababa de perder inesperadamente en la segunda ronda del Masters 1000 de Roma, ante el francés Benoît Paire, y había acudido a España para ultimar su preparación para París.

En su anterior torneo había llegado hasta la tercera ronda, en Madrid, y precisamente Nadal le había cerrado el paso (6-4, 6-3), en un partido donde el tenista bonaerense dio una buena imagen pese a la derrota en dos sets.

"Es un jugador muy, muy bueno, con un mérito muy grande, que se ha superado año a año", declaró Nadal después de ese partido al extenista Alex Corretja, que le estaba entrevistando a pie de pista para la televisión pública española.

En la temporada sobre tierra batida, esa tercera ronda en Madrid ha sido su mejor resultado.

En Montecarlo, Barcelona, Múnich y Roma la segunda ronda fue su límite, después de haber liderado en abril la victoria de Argentina sobre Chile, derrotando a Christian Garín y Nicolás Jarry.

En Roland Garros tiene la tercera ronda como su techo histórico: alcanzó esa etapa el año pasado, cuando fue superado por el serbio Novak Djokovic en un partido que se decidió en el quinto set para el tenista de Belgrado, que entonces era el defensor del título.

Pero desde entonces, Schwartzman ha aprendido a gestionar la presión en las citas del Grand Slam.

Su mejor resultado en un 'grande' fueron los cuartos de final que alcanzó en el Abierto de Estados Unidos del año pasado (derrota ante el español Pablo Carreño), mientras que en Australia llegó a octavos en enero, confirmando que no sólo es un 'terrícola' sino que cada vez se desenvuelve mejor en las superficies duras.

Pero la arcilla es teóricamente donde mejor puede responder y el sorteo del jueves le deparó unas primeras rondas teóricamente asequibles en este Roland Garros.

- El golazo de Bale -

Comenzará en su estreno de este año contra un jugador local, Calvin Hemery (127º del mundo), que participa con una invitación (wild card) de los organizadores.

En su camino tendría como primer adversario de cierto peso en una eventual tercera ronda al alemán Philipp Kohlschreiber (24º) y en unos teóricos octavos aparece en su horizonte el sudafricano Kevin Anderson (7º).

Nadal surgiría ya en unos eventuales cuartos de final, pero si Schwartzman alcanza esa ronda su Roland Garros sería ya exitoso, con nada que perder y mucho por ganar.

Hincha de Boca Juniors, Schwartzman es un loco por el fútbol y durante los torneos se relaja siguiendo partidos allá donde esté.

En París no se perdió la final de la Liga de Campeones ganada por el Real Madrid el sábado contra el Liverpool (3-1) en Kiev.

"Que cierren todo y arranque el Mundial mañana. QUÉ GOLAZO", escribió en Twitter tras el espectacular tanto de Gareth Bale para el equipo español.

Pero antes del Mundial y de que pueda animar a la Albiceleste a distancia, Schwartzman puede seguir escalando hacia la cima de la ATP.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.