Saltar al contenido principal

Estados Unidos, Cuba y México en alerta por la tormenta tropical Alberto

Una playa sin turistas muestra la llegada de la tormenta subtropical Alberto a Cancún, México. 25 de mayo de 2018.
Una playa sin turistas muestra la llegada de la tormenta subtropical Alberto a Cancún, México. 25 de mayo de 2018. Israel Leal / Reuters

La tormenta subtropical Alberto llegó a los litorales de México y Cuba mientras que el estado de la Florida, en Estados Unidos, anunció la declaratoria de emergencia ante el inminente impacto del fenómeno meteorológico en los próximos días.

ANUNCIOS

A pesar de que la temporada de huracanes comienza oficialmente el primero de junio, la tormenta subtropical Alberto amenaza con causar inundaciones, deslaves y fuertes lluvias en el Golfo de México, Cuba y Estados Unidos.

Los países latinoamericanos declararon estado de alerta en diferentes zonas costeras, en donde se evidenciaron fuertes oleajes, mientras que el gobernador de Florida declaró estado de emergencia en 67 condados ante la posible llegada de la tormenta este próximo lunes.

"He declarado el estado de emergencia en toda Florida para asegurar que nuestro estado tenga los recursos que necesitan para mantener a sus familias seguras y prepararse para la lluvia torrencial y las severas inundaciones que traerá la tormenta subtropical Alberto", escribió el 26 de mayo, el gobernador de Florida, Rick Scott, en su cuenta oficial de Twitter.

El Servicio Nacional de Meteorología estadounidense sustentó las palabras del gobernador señalando que las posibles inundaciones serán "súbitas" y tendrán lugar desde el fin de semana hasta el martes por la noche.

En la noche del 25 de mayo, el Centro Nacional de Huracanes en la ciudad de Miami informó que Alberto se encontraba a 161 kilómetros de distancia, al sureste de Conzumel, México. La tormenta registraba vientos máximos sostenidos de 65 kilómetros por hora, con un alto pronóstico de aumento de fuerza en su camino hacia el norte.

Sin embargo, el centro meteorológico declaró que también se espera una disminución en la fuerza de la tormenta cuando llegue al golfo estadounidense.

La tormenta subtropical posee un centro menos definido y una temperatura inferior que la de una tormenta tropical. Además, la fuerza de sus vientos se encuentra lejos del centro. Al cobrar fuerza, las tormentas subtropicales pueden convertirse en tormentas tropicales que a su vez pueden volverse huracanes.

Alberto no solo ha puesto en apuros a los gobiernos costeros de los países afectados, sino que también ha golpeado al negocio del turismo.

Banderas rojas ya ondean a lo largo de algunas playas en la ciudad de Miami en señal de advertencia de las condiciones de oleaje, mientras que las playas de Cancún se vacían ante el clima tempestuoso.

Con Reuters

 

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.