Saltar al contenido principal

Las contradicciones sobre la esperada cumbre entre Donald Trump y Kim Jong-un

Donald Trum ha mostrado una actitud contradictoria en torno a la cumbre con su homólogo Kim Jong-un. Mayo 24 de 2018.
Donald Trum ha mostrado una actitud contradictoria en torno a la cumbre con su homólogo Kim Jong-un. Mayo 24 de 2018. Kevin Lamarque / Reuters

'The Washington Post' reveló que un equipo de funcionarios norteamericanos entró a Corea del Norte para ultimar detalles de la cumbre entre Kim Jong-un y Donald Trump. Un elemento más en los ires y venires del esperado encuentro.

ANUNCIOS

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sigue sin fijar una posición concreta respecto a la cumbre con el líder norcoreano, Kim Jong-un. El pasado jueves 24 de mayo se conoció por medio de una misiva que se cancelaba el encuentro, pero un día más tarde dejó abierta la posibilidad de que el mismo se realice en la fecha establecida.

El domingo, 27 de mayo, a través de diversos medios se filtró la información de que una comitiva estadounidense se encontraba ya en tierra norcoreana preparando el encuentro.

"Hay mucha gente que está trabajando en ello y está avanzando correctamente. Estamos mirando al 12 de junio en Singapur, eso no ha cambiado. Tiene buena pinta, veremos qué pasa", señaló Trump a los periodistas desde la Casa Blanca donde se realizó una rueda de prensa por la recepción de las autoridades al estadounidense Joshua Holt, el cual fue liberado por Venezuela.

De acuerdo con 'The Washington Post', Sung Kim, exembajador de Estados Unidos en Corea del Sur y exnegociador nuclear con Corea del Norte, cruzó la frontera intercoreana para reunirse con Choe Son Hui, viceministro de Relaciones Exteriores de Corea del Norte. El diario agregó que las conversaciones se extenderán hasta el 29 de mayo.

Donald Trump anunció la cancelación del encuentro argumentando hostilidad de parte del Gobierno de Corea del Norte, cuando negociadores de ese país dejaron plantados a los estadounidenses en una reunión prevista para la semana pasada.

No obstante, el líder norcoreano Kim Jong- un mostró disposición para retomar el dialogo con Estados Unidos. Esta situación, puso de manifiesto la volatilidad de ambos mandatarios frente a las negociaciones para la desnuclearización en la península coreana.

Donald Trump y su postura frente a las negociaciones

“Todos pueden jugar”, declaró Trump a los periodistas poco después de reversar la reunión con su homólogo norcoreano, lo cual dejó ver que quizás la acción, forma parte de una estrategia para ver la reacción de Pyongyang frente al acuerdo.

Algunos expertos coinciden en que su política exterior se ha caracterizado por una falta de estrategia clara, otros agregan que puede que esta no resista a sus cambios de ánimo y decisiones espontáneas.

En todo caso, ¿está Trump utilizando su estrategia de hombre de negocios con Corea del Norte como si estuviera de vuelta en la industria de bienes raíces o realmente no tienen un plan concreto para avanzar en las negociaciones?

“No creo que Trump esté indeciso, negocia como sabe, como ha gestionado sus negocios, con una mezcla de intimidación y halagos. Piensa que lo que sirvió en bienes raíces, vale para asuntos nucleares, pero los norcoreanos no son nuevos en esto y han ido subiendo su retórica en estos días”, dijo a France 24 el experto en relaciones internacionales y candidato a doctor en estudios estadounidenses, Miguel Benito.

Sin embargo, el experto en conflictos armados y de estudios de Oriente Medio, Víctor De Currea-Lugo, no opina lo mismo. Señala que Trump “actúa por temperamento”, cosa que no ocurre con Kim Jong-un que “no ha sido indeciso, pues está dispuesto a ir (a la cumbre) y de hecho tuvo una reunión relámpago esta semana con el presidente de Corea del Sur”.

El problema, advierte de Currea-Lugo, es que se está enviando un mensaje de negociación “de ataque y de ruptura con Irán, lo que demuestra que hay una política absolutamente errática”. La ruptura del acuerdo nuclear con Irán está jugando un papel muy importante en este contexto pues ha comprometido la credibilidad de Estados Unidos en las negociaciones con Pyongyang.

A este hecho hay que sumarle un punto crítico: la intención de Washington de manejar el proceso de desnuclearización como lo hizo en Libia. Así lo señaló el asesor de seguridad nacional de Trump, John Bolton, en una entrevista hace dos semanas, al sugerir que la Casa Blanca quería seguir con Corea del Norte "el modelo de Libia", en referencia al acuerdo que Washington firmó en 2003 con Trípoli para erradicar las armas libias de destrucción masiva.

Corea del Norte muestra preocupación por el estilo de negociación

Los comentarios de Bolton irritaron al régimen norcoreano, que sabe muy bien que ocho años después de que Libia firmó su pacto de desnuclearización con Washington, el líder libio Muamar el Gadafi fue derrocado con ayuda de la Otan y asesinado por su propio pueblo.

Mintaro Oba, un exfuncionario del Departamento de Estado estadounidense especializado en las dos Coreas, le dijo a EFE que la expresión "modelo de Libia" dejaba ver un "problema más amplio: que EEUU estaba abordando la desnuclearización desde un enfoque maximalista que para Corea del Norte era simplemente inaceptable".

Bajo ese panorama, son varias las opciones en la baraja de ganancias para Corea del Norte al asistir a la cumbre de Singapur.

“La situación económica de Corea del Norte es mala, puede obtener alivio en ese lado. Y el líder norcoreano puede obtener una foto con el presidente de Estados Unidos, que ni su padre, ni su abuelo consiguieron y que fortalece su liderazgo interno y su reconocimiento internacional”, reveló Benito.

Kim Jong-un podría hacer historia con este acuerdo, pero no hay que olvidar, como recordó Oba a EFE que “el programa nuclear norcoreano es, después de todo, crucial para la supervivencia de Corea del Norte y su margen de maniobra en una negociación internacional".

“Kim Jong-un podría lograr un acuerdo con los que sí quieren y aislar políticamente a Estados Unidos”, precisó De Currea-Lugo.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.