Saltar al contenido principal
Huelga en Brasil

Alerta por desabastecimiento tras ocho días de huelga de camioneros en Brasil

Supermercado de Río de Janeiro afectado por el desabastecimiento causado por el paro camionero en Brasil.
Supermercado de Río de Janeiro afectado por el desabastecimiento causado por el paro camionero en Brasil. Antonio Lacerda / EFE

A pesar de que el número de camioneros que protestan disminuye, las autoridades brasileñas se encuentran en alerta a causa del desabastecimiento causado por el paro, que ya cumple ocho días.

Anuncios

Se cumplen ocho días tras el inicio del paro camionero en Brasil. La protesta de los conductores, debido a los altos precios de los combustibles, ha causado un grave desabastecimiento de numerosos productos, desde alimentarios hasta médicos.

A pesar de que este lunes 28 de mayo el número de conductores que protestaban se redujo, la falta de bienes mantiene en alerta a las autoridades, que hasta el momento no han indicado la cifra a la que ascienden las pérdidas causadas por la huelga.

El domingo, 27 de mayo, el Gobierno anunció un posible acuerdo con los sindicatos para poner fin al paro. De acuerdo con el ministro de Hacienda, Eduardo Guardia, la propuesta incluye una reducción de 0,46 reales (cerca de 0,13 dólares) en el precio del diesel durante los próximos 60 días.

Asimismo, contempla eliminar uno de los impuestos sobre el combustible y otros beneficios respecto a los peajes que pagan los camioneros.

Menor pero alta presencia de huelguistas en el territorio nacional

Cinco grupos de camioneros aceptaron las condiciones del acuerdo y pidieron a sus compañeros que retomaran labores. Sin embargo, este lunes, 28 de mayo, más de 550 concentraciones se mantenían en diversos puntos del territorio nacional.

Sin embargo, el ministro de la Presidencia, Eliseu Padilha, aseguró que "el Gobierno ya cumplió con su parte. Ahora, tienen que cumplir ellos", y destacó que confía en que la retoma de labores se acelerará "entre hoy y mañana, para ir entonces a una real normalización del abastecimiento".

Tras conocerse la propuesta de acuerdo del Gobierno, se evidenció una clara división entre los huelguistas, pues varios sindicatos resaltaron que las medidas no son suficientes; incluso, un sector defendió que la única salida a la crisis es la renuncia del presidente Michel Temer y de su Ejecutivo.

La reducción del diesel le costará millones al Gobierno brasileño

El Ejecutivo de Michel Temer informó que la disminución en el precio del diesel se realizará mediante subsidios que le costarían alrededor de 9.500 millones de reales (2.638,9 millones de dólares) al Estado hasta el final de 2018.

Al mismo tiempo, el ministro Guardia explicó que se tomarán medidas para no agravar el déficit de 159.000 millones de reales (43.561 millones de dólares) que el Gobierno prevé para este año.

Sin embargo, el funcionario no precisó las medidas que adoptará. Analistas locales temen que sean de carácter tributario, lo que significaría un aumento en los impuestos. Situación que el Ejecutivo negara contemplar.

Dichos aumentos contributivos podrían elevar los niveles de inflación y estancar la economía a cuatro meses de las elecciones generales que se realizarán en octubre próximo en Brasil.

Con EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.