Saltar al contenido principal

Combativos indígenas purépechas de México eligen a su Concejo Mayor

Anuncios

Cherán (México) (AFP)

Entre las montañas boscosas del oeste de México, miles de indígenas purépechas del municipio de Cherán eligieron este domingo a su Concejo Mayor, una inédita figura de autoridad que desafía el orden institucional de este país que celebrará elecciones presidenciales y locales en julio.

Entre aplausos y confeti multicolor, cerca de 5.000 habitantes de Cherán, en el estado de Michoacán, relevaron por tercera ocasión a sus Keri's (grandes), los doce integrantes de su Concejo, creado en 2011.

Ese año se levantaron contra las autoridades institucionales. Hartos de que su presidente municipal y policías se coludieran con bandas del crimen organizado para extorsionarlos y saquear sus bosques, los expulsaron de la comunidad. Y junto con ellos, a todos los partidos políticos.

Desde entonces, emprendieron una lucha para autogestionarse según sus usos y costumbres, fundando una "ronda comunitaria" de 79 vigilantes de confianza y consiguiendo establecer un sistema democrático de autodeterminación, único en México y reconocido por el Estado.

"Cherán ha innovado en muchos aspectos porque ha marcado formas de elegir a la autoridad totalmente diferentes a las que ha tenido el sistema electoral mexicano en los últimos 50 años", comentó a la AFP Humberto Urquiza, consejero del Instituto Electoral de Michoacán, quien acudió como observador a la elección.

- Sin miedo -

En el sistema electoral mexicano, los municipios eligen a su presidente, síndico y regidores mediante sufragio universal y secreto, luego de que los candidatos, afiliados a partidos políticos o independientes, realizan una campaña.

En cambio, en Cherán, la máxima autoridad es la Asamblea (todo el pueblo), representada por el Concejo Mayor, cuyos miembros son propuestos espontáneamente por los habitantes el mismo día de la elección, que se realiza a mano alzada, sin usar boletas ni hacer campaña electoral.

Este sistema "me parece muy bien, antes vivíamos en una violencia, ya con el miedo por encima. Ahora, puede andar uno en la comunidad tranquilo... aunque sí nos costó trabajo sacar al crimen organizado", dice Irma Campos, una maestra jubilada de 59 años, que acudió a la elección envuelta en un colorido rebozo tradicional.

Los Keri's electos, cuya gestión durará tres años, son laureados con collares hechos de galletas y plantas.

"Es un honor que la comunidad te elija de esta manera, es una forma de reconocimiento social", exclama Salvador Adame Guerrero, un maestro de gestión empresarial de 43 años, el más joven de los 12 flamantes Keri's, quien ganó con más de 300 votos.

Esta vez, tres mujeres forman parte del Concejo.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.