Saltar al contenido principal

Paraguay: el presidente Horacio Cartes renuncia para asumir como senador

El presidente paraguayo, Horacio Cartes, durante una ceremonia de la embajada de Paraguay en Jerusalén el 21 de mayo de 2018.
El presidente paraguayo, Horacio Cartes, durante una ceremonia de la embajada de Paraguay en Jerusalén el 21 de mayo de 2018. Ronen Zvulun / Reuters

El mandatario paraguayo presentó su renuncia para poder asumir el rol de senador desde el mes de julio sin incurrir en duplicidad de cargos. El Congreso decidirá si aprueba o rechaza la dimisión.

Anuncios

Horacio Cartes renunció. El presidente paraguayo anunció la dimisión motivado por la intención de no incurrir en a “duplicidad de funciones” y poder asumir como senador a partir del primero de julio, tras haber ganado un escaño durante las elecciones que se llevaron a cabo el 22 de abril.

En su cuenta oficial de Twitter, el mandatario publicó la carta de renuncia en la que explica que desea continuar con la labor de servicio a Paraguay, pero ahora desde el Senado.

En caso de que la dimisión sea aceptada por el Congreso, la vicepresidenta Alicia Pucheta sería la encargada de asumir el máximo poder del país y pasaría a convertirse en la primera mujer en estar al frente del mando del Ejecutivo en la historia de Paraguay.

El periodo de gobierno de la vicepresidenta Pucheta se extendería solo hasta el 15 de agosto, fecha en la que el ganador de las elecciones que se llevaron a cabo en el mes de abril, Mario Abdo Benítez asumiría la Presidencia.

La carta presentada por Cartes y que fue dirigida a Fernando Lugo, el presidente del Congreso, precisa que la renuncia se produjo en cumplimiento de la decisión del pueblo paraguayo, que lo eligió para ser senador de 2018 a 2023.

Tras el anuncio, algunos legisladores del Partido Colorado le pidieron a Fernando Lugo que el tema de la renuncia sea tratado en el Congreso el próximo miércoles, mientras que el frente de Guasu informó que se opondrá a la dimisión de Cartes debido a que la Constitución estipula que un expresidente puede tener una curul de manera vitalicia con voz, pero sin voto.

Algunos sectores opositores argumentan que la Carta Magna establece que la única excepción a la senaduría vitalicia es que un mandatario haya sido removido por juicio político, tal como sucedió con Fernando Lugo, por lo que renuncia no sería aprobada.

Con EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.