Saltar al contenido principal

Serge Dassault, industrial y patrón de prensa

Anuncios

París (AFP)

Serge Dassault, fallecido este lunes a los 93 años, construyó su vida a la sombra de su padre, constructor de aviones militares y patrón de prensa, logrando hacer prosperar su herencia, pero los escándalos políticos terminaron eclipsando sus logros.

El heredero del imperio Dassault estuvo durante mucho tiempo en la sombra de su imponente padre y pionero de la aviación, Marcel Bloch-Dassault, deportado durante la Segunda Guerra Mundial, ingeniero y talentoso inventor de los Ouragan, Mystère y Mirage, dueño de la revista Jours de France, diputado gaullista, fallecido en 1986 a los 94 años.

Nacido el 4 de abril de 1925, Serge entró en la empresa familiar a los 26 años, egresado de la Escuela Politécnica como ingeniero aeronáutico. Pero sólo pudo desempeñarse en la filial del grupo familiar Dassault Electronique, de la que se convierte presidente ejecutivo en 1967.

"Cuando entré en la empresa, sentí que lo molestaba", confió al semanario VSD en referencia a su padre.

Serge "cayó en la marmita" de la aviación, "quería emprender, quería puestos más importantes. Pero no había lugar para dos", cuenta a la AFP el historiador Claude Carlier, autor de varios libros sobre Marcel y Serge Dassault.

En Dassault Électronique sus capacidades despiertan opiniones contradictorias. Sagaz y astuto para algunos, ingenuo, sin diplomacia y "de estilo abrupto" para otros.

Al fallecer Marcel Dassault, el Estado, accionista a altura de 46% del grupo, considera a Serge como poco capaz para sucederlo. Pero el heredero logra emular a su padre, luego de batallar durante seis meses.

Se impuso luego recorriendo el mundo para promover sus Mirage y el más reciente Rafale. Pero ello le vale un juicio en Bélgica, en donde es condenado en 1998 a dos años de prisión en suspenso por corrupción activa.

En 2000 decide dejar la presidencia de Dassault Aviation, pero conserva la del holding familiar Groupe Industriel Marcel Dassault (GIMD).

- Patrón de prensa tardío -

En paralelo a sus intereses industriales, Dassault se lanzó en la política, como su padre, aunque esta carrera estuvo salpicada por escándalos.

En febrero de 2017 Serge Dassault evitó la cárcel únicamente por su edad. La justicia lo consideró culpable de evasión impositiva por esconder millones de euros en Luxemburgo, Liechtenstein y las Islas Vírgenes.

Fue multado con dos millones de euros y se le prohibió presentarse a un cargo público electivo durante cinco años.

En abril de 2014 se le acusó de comprar votos, complicidad ilegal en financiamiento de campaña electoral y excederse en gastos cuando era alcalde de Corbeil Essonnes, entre 1995 y 2009.

En 1998, Dassault fue condenado a dos años de prisión en suspenso en Bélgica por sobornar a miembros del Partido Socialista de ese país para obtener un contrato para la venta de helicópteros a las Fuerzas Armadas de ese país.

A los 75 años Serge Dassault inició una tercera vida, dedicada a la prensa, luego de comprar el grupo Valmonde (que edita la revista Valeurs Actuelles) y después la Socpresse al grupo Hersant en 2004.

De esta manera controla hasta 70 publicaciones, entre ellas el diario Le Figaro o la revista L'Express, además del club de fútbol de Nantes. Dos años más tarde vende la mayor parte de las publicaciones y se queda en particular con Le Figaro.

El industrial, aficionado a la caza, estaba al frente de la tercera fortuna de Francia, con activos por 14.800 millones de dólares según la revista Forbes.

Tuvo cuatro hijos, todos con plazas en el Consejo de Vigilancia del holding familiar. En 2014 precisó las modalidades de su sucesión: su hombre de confianza y director general del GIMD, Charles Edelstenne, lo sucederá "automáticamente".

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.