Saltar al contenido principal

LeBron James y Stephen Curry, nuevamente cara a cara en las finales de la NBA

LeBron James, de los Cleveland Cavaliers, y Stephen Curry, de los Golden State Warriors, se medirán nuevamente en una final de la NBA por cuarto año consecutivo.
LeBron James, de los Cleveland Cavaliers, y Stephen Curry, de los Golden State Warriors, se medirán nuevamente en una final de la NBA por cuarto año consecutivo. Foto montaje / Reuters / David Butler II - USA TODAY Sports / Kyle Terada - USA TODAY Sports

Tras dos épicas definiciones en las finales de conferencias, quedaron definidos los finalistas de la NBA, el mejor baloncesto del mundo. Por cuarto año consecutivo, los Golden State Warriors y los Cleveland Cavaliers lucharán por el título.

Anuncios

La definición de las finales de las conferencias del baloncesto de la NBA estuvo marcada por la épica y el drama. Los Cleveland Cavaliers superaron en el séptimo juego a los Boston Celtics en el Este, y los Golden State Warriors hicieron lo mismo sobre los Houston Rockets en el Oeste.

De esta manera, los mismos equipos que han luchado por el título de la NBA durante las últimas tres temporadas, volverán a repetir el duelo en 2018. Un duelo que tendrá como protagonistas a sus dos máximas estrellas: LeBron James (Cavaliers) y Stephen Curry (Warriors).

Los Warriors, actuales campeones de la NBA, defenderán el titulo que ganaron dos veces en los últimos tres años, en 2015 y 2017, mientras que los Cavaliers buscarán repetir lo que hicieron por primera vez en su historia en 2016.

El cuarto duelo consecutivo entre Warriors y Cavaliers comenzará el jueves 31 de mayo con el primer partido que se jugará en el Oracle Arena de Oakland, pues el equipo de Golden State tiene la ventaja de campo.

Durant y Curry llevan a Golden State a una nueva final

La combinación el alero Kevin Durant y el base Stephen Curry lideró el ataque de los Warriors de Golden State que remontaron una desventaja de 15 puntos y vencieron a domicilio por 92-101 a los Rockets de Houston en el decisivo séptimo juego de las finales de la Conferencia Oeste.

Durant con 32 puntos, incluidos cinco triples, cinco rebotes y cinco asistencias, encabezó el ataque de los Warriors que tuvieron un 41 (16-39) por ciento de acierto con los tiros desde fuera del perímetro. Curry brilló de manera especial en la segunda parte, cuando los Warriors completaron una remontada de 11 puntos (55-43).

La ausencia por segundo partido consecutivo del base estrella de los Rockets, Chris Paul, que se lesionó al final del quinto juego, pesó mucho en el juego del equipo de Houston, que de nuevo tuvo una primera parte brillante al estar siempre al frente del marcador y conseguir hasta 15 puntos de ventaja. De hecho, se fueron al descanso con parcial de 54-43.

Pero una vez más, llegó el fatídico tercer cuarto, el preferido de los Warriors para comenzar la remontada y romper a su rival, y eso fue lo que sucedió en el partido definitivo con Curry como jugador decisivo, pues logró 14 triples en la segunda mitad.

LeBron, el hombre que marca diferencia y hace historia

Con 35 puntos, 15 rebotes defensivos y nueve asistencias, LeBron James guió en el partido final a los Clevaland Cavaliers que superaron a los Boston Celtics por un marcador de 87-79. Los Cavs, que ganaron la serie 4-3 al mejor de siete después de remontar una desventaja de 0-2 y 2-3, buscarán repetir lo logrado en 2016.

El alero estrella de los Cavaliers consiguió la sexta victoria consecutiva en el séptimo partido de eliminatorias de los playoffs de la NBA y disputara la octava finales seguida, cuatro con los Heat de Miami y ahora cuatro con el equipo de Cleveland. Fue él, LeBron, un fuera de clase, que marcó diferencias en la serie y que batió varios récords históricos.

"Hemos sido nuestro peor enemigo al no tener inspiración en los tiros a canasta que normalmente nos entraron durante toda la serie", declaró Brad Stevens, entrenador de los Celtics, que buscaban llegar a la final por primera vez desde 2010. "La derrota y eliminación para nada resta méritos a una temporada única que ha protagonizado todo el equipo".

Por su parte el entrenador de los Cavs, Tyronn Lue, admitió que estaban de nuevo en las finales de la NBA gracias a la aportación de James al que calificó como "el mejor jugador del mundo".

Con EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.