Saltar al contenido principal

Paraguay: dimisión del presidente Horacio Cartes en vilo por falta de quórum

El presidente de los diputados del Congreso, Pedro Alliana, asiste a una sesión para evaluar la renuncia del presidente paraguayo Horacio Cartes en el Congreso de Asunción.
El presidente de los diputados del Congreso, Pedro Alliana, asiste a una sesión para evaluar la renuncia del presidente paraguayo Horacio Cartes en el Congreso de Asunción. Jorge Adorno/REUTERS

Al menos por ahora, Horacio Cartes va a tener seguir en la Presidencia de Paraguay hasta el próximo 15 de agosto, fecha en la que el nuevo presidente Marito Abdo, del Partido Colorado, asumirá su mandato.

Anuncios

Solo 13 de los 45 senadores y 50 de los 80 diputados convocados para la sesión parlamentaria se presentaron a la cita. Faltaron 10 senadores.

“Vamos a seguir hablando con nuestros amigos en el Congreso para convencerlos de tratar la renuncia del Presidente de la República”, declaró el presidente de la Cámara de los Diputados, Pedro Alliana, tras levantar la reunión.

Ha sido un un revés anunciado. Cartes quería dejar la presidencia de forma anticipada para jurar como senador el próximo 1º de julio. La razón de su prisa se debe a la naturaleza del sistema político de Paraguay. La Constitución de este país establece en el artículo 189 que los expresidentes solo pueden ser senadores vitalicios con voz y sin voto.

La prohibición de que un presidente sea reelegido o que los exmandatarios aspiren a otros cargos políticos tiene una razón histórica. Fue establecida en 1992 por la primera Asamblea Constituyente de la democracia, convocada tras el fin de la larga dictadura del general Alfredo Stroessner (1954-1989).

Hasta ahora, solo el expresidente Fernando Lugo consiguió ocupar un escaño como senador activo, ya que no completó su mandato al ser destituido en 2012, catorce meses antes de finalizar su mandato.

Una candidatura cuestionada

Cartes se presentó a las elecciones para el Senado en la lista de la Asociación Nacional Republicana (ANR) y fue elegido el 22 de abril.

Su candidatura ya fue cuestionada durante la campaña por varios partidos de la oposición, que la consideraron inconstitucional e incluso presentaron un recurso ante la Corte Suprema.

Sin embargo, el 11 de abril Cartes obtuvo un polémico fallo de esta Corte que lo habilita a asumir su escaño como senador activo. Eso sí, solo con el permiso del Congreso.

Dejar sin quórum la sesión de hoy fue la estrategia de los parlamentarios que se oponen a que Cartes jure como senador. Desde su elección, el presidente paraguayo estaba preparado para esta pugna.

Ahora tiene hasta el 29 de junio para entablar negociaciones con los parlamentarios de la actual legislatura, que está a punto de encerrarse. No puede perder tiempo porque en la próxima legislatura no cuenta con los apoyos suficientes para alcanzar su objetivo de ser senador y, si es posible, presidente de la Cámara Alta.

Pedro Alliana ya ha convocado una reunión entre el presidente electo Mario Abdo y Cartes. El objetivo es que el futuro presidente convenza a los senadores de su movimiento, llamado Colorado Añetete, a votar a favor de la renuncia.

“Si Marito es un poco inteligente que le diga a sus senadores revoltosos que le permitan jurar a Cartes, ya que fuera del Congreso es mucho más peligroso que adentro”, afirmó hoy la diputada colorada Perla de Vázquez.

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.