Saltar al contenido principal

Vuelve la calma después de la peor escalada de tensión en Gaza en años

Anuncios

Gaza (Territorios Palestinos) (AFP)

La calma volvió el miércoles a la Franja de Gaza y las zonas israelíes adyacentes después de una escalada de enfrentamientos que hizo temer que estallara una nueva guerra en este territorio.

"Esta última serie de ataques es una advertencia para todos de lo cerca que estamos de una guerra todos los días", dijo Nickolay Mladenov en una comunicación con el Consejo de Seguridad de la ONU vía video desde Jerusalén.

El intercambio de disparos del martes y las primeras horas del miércoles comenzó con un aluvión de cohetes y morteros contra Israel desde Gaza, lo que provocó que Israel respondiera con ataques en 65 posiciones de Hamas en la Franja de Gaza.

Tres soldados resultaron heridos, de los cuales dos de manera leve, indicó el ejército israelí. En tanto, Hamas no comunicó si hubo heridos en Gaza.

En la noche del martes, un portavoz de la Yihad Islámica, otro movimiento palestino, afirmó que se había alcanzado una tregua, aparentemente con la intermediación del vecino Egipto.

Aunque el ministro israelí de Inteligencia, Yisrael Katz, negó la existencia de tal acuerdo, el miércoles la paz se mantuvo.

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu afirmó que su ejército infligió "el golpe más duro desde hace años" a los grupos palestinos en Gaza. "Reaccionó con fuerza a los disparos provenientes de Gaza, atacando decenas de objetivos terroristas", añadió.

- Bloqueo de la propuesta de EEUU en la ONU -

Esta escalada de violencia es la mayor desde la guerra de 2014 entre Israel y Gaza y se produce luego de semanas de movilizaciones palestinas en protesta contra el traslado de la embajada de Estados Unidos en Israel hacia Jerusalén, que han dejado más de 122 palestinos muertos a manos de las fuerzas de seguridad israelíes.

La calma volvió a Gaza el miércoles, pero el enviado especial de la ONU advirtió que la continuación de las protestas previstas podrían generar más violencia.

"Nadie en Gaza puede permitirse otra guerra", dijo Mladenov.

El Consejo mantuvo una sesión de urgencia a pedido de Estados Unidos, que reclamó al organismo condenar los recientes ataques de Hamas y la Jihad Islámica contra Israel.

Pero Kuwait, integrante no permanente del Consejo que representa a los países árabes, bloqueó el proyecto de declaración promovido por Washington, argumentando que iba a presentar esta semana su propio proyecto para superar la crisis que contempla medidas de protección a los palestinos.

En un correo a la delegación de Estados Unidos, Kuwait dijo: "No podemos estar de acuerdo con el texto que presentó su delegación, especialmente porque estamos considerando un borrador de resolución que aborda la protección de civiles en los territorios palestinos ocupados y en la Franja de Gaza".

Estados Unidos, que tiene derecho de veto en el Consejo, se opondrá a esta propuesta, dijo a la prensa el embajador israelí ante la ONU Danny Danon.

"El pueblo de Gaza no necesita protección de una fuente externa. El pueblo de Gaza necesita que se lo proteja de Hamas", dijo por su lado la representante estadounidense ante la ONU Nikki Haley.

El embajador francés, Francois Delattre, advirtió por su lado que la incapacidad del Consejo para adoptar una respuesta ante la crisis de Gaza daña a las Naciones Unidas.

El silencio "no es aceptable para las poblaciones palestina e israelí, afectadas por este conflicto. No es aceptable para el mundo, que nos está observando", dijo.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.