Saltar al contenido principal

La organización de la cumbre Trump - Kim: "en la dirección correcta”

El Secretario de Estado de los EE. UU., Mike Pompeo, durante una conferencia de prensa luego de una reunión con el dirigente norcoreano Kim Yong Chol  en Nueva York, Estados Unidos, el 31 de mayo de 2018.
El Secretario de Estado de los EE. UU., Mike Pompeo, durante una conferencia de prensa luego de una reunión con el dirigente norcoreano Kim Yong Chol en Nueva York, Estados Unidos, el 31 de mayo de 2018. REUTERS/Brendan McDermid

La cumbre histórica entre Estados Unidos y Corea del Norte se hace cada vez más real. La visita del brazo derecho del líder del régimen de Pyongyang a Nueva York parece dar sus frutos.

ANUNCIOS

El general Kim Yong-Chol es jefe de los servicios secretos norcoreanos y el número dos del régimen de Corea del Norte . El hombre de confianza de Kim Jong-un visitó la Gran Manzana para reunirse con Mike Pompeo, el secretario de Estado del gobierno de Donald Trump, quien afirmó que los avances de la cumbre iban en “la dirección correcta”. Ambos personajes parecen comprometidos en oficializar la cumbre del próximo 12 de junio entre sus dos países.

El mayor desafío del encuentro sería la desnuclearización “completa, comprobable e irreversible” de Corea del Norte, así como lo exige Estados Unidos a través de Mike Pompeo. Una petición que no carece de dificultad ya que para Corea del Norte, su programa nuclear es su único peso en la relación de fuerza con sus vecinos y con Estados Unidos.

Sin embargo, Kim Jong-Un mostró unas inéditas señales de buena fe, destruyendo, por ejemplo, el sitio de pruebas nucleares de Punggye-ri con la presencia de la prensa internacional. Este jueves 31 de mayo, el líder reiteró también, a través de la agencia de noticias oficialista KCNA, el compromiso de su país en una desnuclearización, que queda "sin cambios, consistente y fija". Un mensaje fuerte justo después de la visita de su brazo derecho en Estados Unidos.

Rusia no quiere quedarse atrás de estas acciones diplomáticas que tal vez definirán el futuro de la península coreana. Serguéi Lavrov se encontraba este jueves en Pyongyang para estrechar manos con el líder norcoreano y asegurarle el apoyo de su país. “

Uno no puede proporcionar la desnuclearización de una vez”, aseguró Lavrov, “basamos nuestro juicio en el hecho de que esta decisión no puede completarse sin derogar todas las sanciones”.

En la península coreana también hay movimiento. El ministro surcoreano de la unificación de Corea, confirmó que habrá "una discusión con el Norte para implementar los asuntos acordados por los dos líderes (el presidente del Sur Moon Jae-in y del Norte, Kim Jong Un) y para proporcionar un ambiente positivo para la cumbre de Corea del Norte y Estados Unidos."

Con Reuters

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.