Saltar al contenido principal

Gobierno argentino anuncia nueva reducción del gasto, mientras negocia con FMI

Anuncios

Buenos Aires (AFP)

El gobierno del presidente argentino Mauricio Macri ordenó el viernes un nuevo recorte de gastos del Estado, en su afán por reducir el déficit fiscal mientras negocia un auxilio crediticio con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Vamos a eliminar gastos por otros 20.000 millones de pesos (780 millones de dólares)", anunció el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne en una rueda de prensa en la Casa Rosada, sede de la presidencia

El anuncio se ensambla con otro realizado en abril, cuando se bajó la meta de déficit fiscal anual para 2018 de 3,2% a 2,7% del PIB. En 2017, el resultado en rojo primario, antes de los pagos de la deuda, había sido de 3,9% del PIB.

En el contexto latinoamericano, el déficit fiscal de Argentina es elevado, pues la mayor parte de los países de la región registra déficit inferior a 2% del PIB, según la consultora Capital Economics.

En abril, el gobierno eliminó gastos en infraestructura por más de 30.000 millones de pesos (1.100 millones de dólares), entre otras erogaciones.

"Es un paso más que damos. Vamos a dar por finalizados convenios de asistencia técnica con universidades, revisar regímenes laborales, el uso de autos del Estado, los viajes y las bonificaciones, entre otros gastos", dijo Dujovne.

- Manifestaciones -

Mientras hablaba el ministro, resonaban en la céntrica la Plaza de Mayo los primeros tambores y redoblantes de las miles de personas convocadas por el Movimiento de Organizaciones Sociales que rechaza el acuerdo con el FMI con el argumento de que traerá "más hambre y miseria", según los carteles que exhiben los manifestantes.

Dujovne se tuvo que trasladar a la sede de la presidencia. No pudo hacerlo en su despacho del Palacio de Hacienda, debido a una protesta de centenares de trabajadores estatales contra los ajustes.

Dujovne ha sido nombrado por Macri como el coordinador del ajuste en doce ministerios. Encabeza las conversaciones con el FMI para recibir un préstamo stand by de alto acceso. El tope al que puede aspirar el país es un crédito de 19.000 millones de dólares.

Argentina acudió en forma urgente al FMI para frenar en mayo un proceso de corrida cambiaria y elevación de la tasa de riesgo país por falta de confianza de inversores especulativos.

Desde que se inició la tensión cambiaria a finales de marzo, el Banco Central tuvo que liquidar unos 11.000 millones de dólares de sus reservas, que han bajado a 50.000 millones, sin poder impedir una depreciación acumulada de más de 20% este año.

Pese a las negociaciones con el FMI, la tensión persiste y el peso cae en pequeñas proporciones cada día. Los mercados están atentos a un nuevo vencimiento de préstamos en letras del Banco Central el 19 de junio, con el peligro de que otra masa de pesos se vuelque a la compra de dólares.

El Banco Central fijó su meta de inflación de 2018 en 15%. Sin embargo, el índice de precios al consumidor acumula un alza de casi 10% en el primer cuatrimestre y puede elevarse a 13% en mayo, según consultoras privadas.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.