Saltar al contenido principal

Raúl Castro y Díaz-Canel encabezan reforma constitucional en Cuba

Anuncios

La Habana (AFP)

El expresidente Raúl Castro y el actual mandatario Miguel Díaz-Canel encabezan la comisión que reformará la Constitución cubana, para dar base legal a los cambios económicos aplicados desde 2008, según aprobó este sábado el Parlamento.

"El Consejo de Estado propone que sea él (Raúl Castro) quien presida esta comisión", dijo Díaz Canel al presentar la candidatura a la Asamblea Nacional (Parlamento).

Castro, quien el domingo cumplirá 87 años, conserva su cargo de primer secretario del Partido Comunista (PCC, único), tras ser sucedido por Díaz-Canel en la presidencia del Consejo de Estado el pasado 19 de abril.

La comisión que redactará la nueva carta magna tendrá como vicepresidente al propio Díaz-Canel y otros 31 miembros, entre ellos José Ramón Machado, el número dos del PCC, así como otros dirigentes políticos y administrativos, y de organizaciones sociales cercanas el gobierno.

"Los enunciados de la nueva Constitución tendrán en cuenta los principios humanistas y de justicia social que configuran nuestro sistema político y consideraran como pilares inconmovibles la irrevocabilidad del sistema socialista", dijo Díaz-Canel

También ratificará "el papel del Partido Comunista de Cuba como vanguardia organizada y fuerza dirigente superior de la sociedad y el estado", añadió.

Los cambios a la carta magna de 1976 darán base legal a las reformas económicas que se aplican desde 2008 en la isla, bajo la supervisión del PCC, y a las que aún quedan por hacer según los "lineamientos" aprobados por ese Partido y el Parlamento.

Según las autoridades, la inexistencia de un marco legal frena el ya lento proceso de cambios iniciados en el país, relacionados con una mayor apertura a inversiones extranjeras y privadas.

El texto reformado será sometido a un referendo popular, en fecha aún por precisar, aunque la comisión tuvo su primer encuentro este sábado, convocada por Castro.

"Trabajemos en lograr una norma constitucional que refleje la perdurabilidad de una nación soberana, independiente, socialista, democrática, próspera y sostenible, a la vez más inclusiva, donde se fortalezca la institucionalidad de estado revolucionario", dijo Díaz-Canel.

Cuba modificó su Constitución en 1992, tras la desaparición del bloque soviético, y cuando el PCC abrió sus filas a creyentes religiosos, terminando con el carácter ateo del Estado, que pasó a laico.

También en el 2002, para asentar el carácter irrevocable del socialismo, "ante los discursos hegemonistas y provocadores del entonces presidente estadounidense George W. Bush", recordó Granma.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.