Saltar al contenido principal

Perspectivas en Italia ante un nuevo gobierno de coalición

El primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, estrecha la mano del presidente Sergio Mattarella durante la ceremonia de investidura del nuevo gobierno encabezado por el recién nombrado primer ministro en el Palacio Quirinale, en Roma, el 1 de junio de 2018.
El primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, estrecha la mano del presidente Sergio Mattarella durante la ceremonia de investidura del nuevo gobierno encabezado por el recién nombrado primer ministro en el Palacio Quirinale, en Roma, el 1 de junio de 2018. Alberto Pizzoli / AFP

Por primera vez Italia será gobernada por una coalición integrada por una formación populista y antisistema. El Movimiento 5 Estrellas junto a la ultraderechista Liga Norte representan una conjunción que genera incertidumbre.

ANUNCIOS

“El primer gobierno populista” en la historia de Italia. Así presentan muchos a la nueva administración que estará al frente del país, tras meses de parálisis política desde los comicios de marzo. Una coalición absolutamente inédita en la historia de Italia y de Europa occidental.

La Liga Norte es un partido de ultraderecha que desde su nacimiento se dedicó a cultivar a su electorado en el norte y centro de Italia, epicentro económico, y con una política proclive a la mano dura. En su programa presenta lineamientos xenófobos, nacionalistas y proteccionistas. Por su parte, el M5S (el Movimiento 5 Estrellas), creado en 2009 y dirigido por Luiggi Di Maio, se ubica más hacía la izquierda y representa al sur del país, una región empobrecida y postergada.

Los ministros del que es considerado el primer gobierno populista de la historia de Italia prestaron juramento este viernes en Roma, encabezados por Giuseppe Conte, un abogado sin experiencia política que ha prometido luchar contra la austeridad. Junto a Conte, asumieron como viceprimeros ministros Di Maio, líder del antisistema M5S, y Matteo Salvini, jefe de la ultraderechista Liga, los dos ganadores de las elecciones del pasado 4 de marzo.

Salvini, de 45 años, tendrá en sus manos el ministerio del Interior y precisamente es conocido por sus posiciones contra la inmigración, por lo que ha prometido la expulsión de 500.000 inmigrantes ilegales. Mientras que Di Maio, de 31 años, manejará la nueva cartera que engloba los ministerios de Trabajo y Desarrollo Económico.

“El primer gobierno populista en un país de la Unión Europea” presenta un programa que nació de las diferentes sensibilidades que manejan ambas formaciones políticas y que busca rebajar los impuestos, impulsar el gasto social y cambiar las reglas sobre presupuestos e inmigración.

La unión del M5S y la Liga Norte, dos fuerzas a priori tan antagónicas y hasta contradictorias, genera incertidumbre y preguntas que los italianos resolverán en el devenir de su gestión. Uno de los interrogantes que surge, entre otros, es el futuro de Italia en la zona euro, que parece peligrar con estos dos líderes.

Con EFE y Reuters

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.