Saltar al contenido principal

Eslovenia elige su Parlamento con los conservadores como favoritos

Anuncios

Liubliana (AFP)

Los eslovenos votan este domingo en elecciones legislativas en las que el ex primer ministro conservador Janez Jansa espera volver al poder tras agitar el fantasma de una invasión migratoria en este pequeño país situado en la antigua "ruta de los Balcanes".

Cerca de 1,7 millones de electores están convocados a las urnas entre las 05H00 GMT y las 17H00 GMT para estos comicios con sistema proporcional que se celebran después de cuatro años de gobierno de centroizquierda.

Jansa, de 59 años, perdió las elecciones de 2014 tras hacer campaña desde la cárcel donde cumplía una condena por corrupción, pero esta vez los sondeos le dan una clara ventaja con un 25,1% de intención de voto, según el instituto Ninamedia.

El candidato conservador distancia al primer ministro saliente, el centroizquierdista Miro Cerar, cuyo Partido del Centro Moderno (SMC) apenas obtiene un 9,3% en intención de voto, a pesar del crecimiento económico de récord logrado bajo su gobierno.

Jansa, que fue primer ministro entre 2004 y 2008, obtuvo un segundo mandato en 2012 con su Partido Democrático Esloveno (SDS), pero tuvo que dimitir al cabo de un año, lastrado por el caso que dio lugar a su condena en 2014.

El político derechista, que logró la anulación de su sentencia el mismo año, construyó su regreso a la primera fila de la política local adoptando discursos xenófobos parecidos a los de su aliado Viktor Orban, el primer ministro húngaro, que calificó a Jansa de "garante de la supervivencia del pueblo esloveno".

- "Difundir el miedo" -

Aunque gane las elecciones, Jansa, una figura omnipresente en el escenario político esloveno desde la independencia en 1991 de esta exrepública yugoslava, tendrá probablemente que llevar a cabo unas negociaciones complejas para formar gobierno.

En este contexto, el independiente Marjan Sarec, un actor que se recicló como alcalde de una pequeña localidad de provincia, podría tener la llave del futuro ejecutivo, con un 11,9% de intención de voto.

Pese al retroceso de Cerar, el bloque que constituye la actual mayoría de gobierno sigue representando cerca de un 29%, si se suman los apoyos de los socialdemócratas (12,4%) y del partido de los jubilados Desus (7,1%).

Tanto estas formaciones como Sarec excluyeron la posibilidad de una alianza con Jansa.

"Difundir el miedo (a los migrantes) e implicar al primer ministro de un país vecino en nuestra campaña es cruzar la línea roja. Ni yo ni los miembros de mi lista vamos a poder sumarnos a este tipo de alianza", dijo Sarec a la AFP.

Jansa tiene, por su parte, el apoyo del pequeño partido centroderechista Nueva Eslovenia, al que las encuestas otorgan un 7,7% de los votos.

- Descontento social -

El dirigente conservador, que se beneficia de una base electoral que suele ser muy sólida, podría verse beneficiado si la participación electoral es baja. Según los encuestadores, esta no debería superar el 60%.

Por primera vez en 10 años, las elecciones eslovenas se celebran en un contexto de fuerte crecimiento económico y bajo desempleo, en este país de la zona euro duramente afectado por la crisis económica de 2008.

La campaña se desarrolló, sin embargo, en un clima de descontento social y de peticiones de alzas salariales y de las pensiones tras una década de austeridad.

Pero Jansa consiguió convertir la inmigración en el tema central de las últimas semanas con la ayuda de medios financiados por fondos húngaros, informó el diario Dnevik.

Cerca de 500.000 migrantes pasaron por Eslovenia en 2015 y 2016 con rumbo al oeste de Europa. Su llegada llevó al gobierno de Cerar a levantar una valla de 200 kilómetros en la frontera con Croacia.

A pesar del lugar ocupado por esta cuestión en la campaña, solamente un millar de refugiados y demandantes de asilo viven en el país actualmente, según los datos oficiales.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.