Saltar al contenido principal

Nicaragua: Más de 100 muertos desde el comienzo de las protestas

Un manifestante enmascarado se enfrenta a la policía antidisturbios durante una protesta contra el gobierno del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, en Masaya, Nicaragua, el 2 de junio de 2018.
Un manifestante enmascarado se enfrenta a la policía antidisturbios durante una protesta contra el gobierno del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, en Masaya, Nicaragua, el 2 de junio de 2018. Oswaldo Rivas /Reuters

El país centroamericano vive una ola de protestas sociales y de violencia que han dejado más de un centenar de muertos desde abril.

Anuncios

Sixto Henry Vera, de 48 años, ciudadano estadounidense es una de las últimas víctimas de la violencia asociada a los enfrentamientos relacionados con las protestas que sacuden el país.

La Policía de Nicaragua atribuyó el homicidio a “grupos delincuenciales que, encapuchados, con armas de fuego, morteros y bombas molotov operan en el sector”. El cuerpo de Vera fue encontrado en una calle de Managua junto a dos vehículos quemados.

Las protestas se mantienen en distintos municipios de Nicaragua, desde que un fallido proyecto de reforma al sistema de seguro social fuera el detonante de una ola de protestas sociales contra el gobierno de Daniel Ortega.

La crisis en Nicaragua ha empeorado desde que las represiones a las protestas se tornaron violentas y desde que los diálogos, en los cuales la iglesia católica, hace de mediadora, no han avanzado.

Según el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH) la crisis sociopolítica ha dejado 108 muertos y más de un millar de heridos. Serían las protestas más sangrientas en el país desde la década de los ochenta y parece no haber una salida pronta.

La embajadora estadunidense en Managua, Laura Dogu, dijo a través de Twitter: “El gobierno de #EEUU expresa sus condolencias a la familia del ciudadano estadounidense fallecido anoche y a todas las familias que recientemente visitaron Medicina Legal”.

Los movimientos de oposición denuncian que la violencia viene de grupos cercanos a las fuerzas oficialistas. El Movimiento Estudiantil 19 de abril dijo que, en Masaya, a 28 kilómetros de Managua, la barricada fue atacada por agentes de la Policía Nacional y grupos afines al gobierno.

El pasado primero de junio la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) alertó de una “nueva etapa de represión” luego de una serie de ataques contra manifestantes e hizo un llamado al gobierno de Daniel Ortega a “desmantelar las fuerzas parapoliciales”.

El diálogo entre el gobierno y los sectores de oposición, de la que hacen parte el sector privado, campesinos y estudiantes está suspendido. La iglesia católica ha dicho que retomara las conversaciones cuando cese la represión.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.