Saltar al contenido principal

Washington pide a Pyongyang que renuncie a la bomba atómica

El secretario de Defensa de EE. UU., James Mattis, junto a sus delegados durante la 17º cumbre en Asia, de Diálogo Shangri-la, el 2 de junio de 2018.
El secretario de Defensa de EE. UU., James Mattis, junto a sus delegados durante la 17º cumbre en Asia, de Diálogo Shangri-la, el 2 de junio de 2018. Wallace Woon / EFE

El secretario de Defensa de EE. UU. aprovechó el foro de seguridad Shangri-la en Asia para hablar del despliegue armamentístico de China y advertir a Corea del Norte que debe cumplir con una “completa desnuclearización”.

Anuncios

Para EE. UU. el objetivo de una desnuclearización en Corea del Norte sigue siendo requisito sine qua non para una buena relación. Pese a que el presidente Donald Trump aceptó por segunda vez una cumbre junto al líder norcoreano Kim Jong-un (prevista para el próximo 12 de junio), hay puntos como el de desarme que son indiscutibles.

Así lo enfatizó este sábado 2 de junio el secretario de Defensa estadounidense, James Mattis, al afirmar que buscan de Pyongyang una desnuclearización “completa, verificable e irreversible”. Mattis aprovechó el Diálogo Shangri-la en Singapur, el foro anual más importante de seguridad en Asia, para remarcar esta exigencia, además de advertir a China de “consecuencias” si no respeta a sus vecinos en el Mar del Sur.

“Continuaremos implementando todas las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU sobre Corea del Norte. Corea del Norte recibirá menos presión cuando demuestre hacer pasos verificables e irreversibles hacia una desnuclearización”, dijo el secretario James Mattis.

En paralelo, Trump dijo desde Washington haber tratado con el enviado y mano derecha de Kim Jong-un, Kim Jong-chol, la situación de los 28.000 soldados que EE. UU. tiene en Corea del Sur. No obstante, Mattis descartó que de forma inminente se tome una decisión, “ese asunto no estará en las conversaciones del 12 de junio en Singapur”.

“Podemos anticipar, en el mejor de los casos, un camino accidentado hacia las negociaciones”, añadió Mattis, alegando esperanza en el trabajo de los diplomáticos sobre el desarme del arsenal nuclear en la península coreana.

La cuenta atrás comenzó. Si todo va bien, el histórico encuentro tendrá lugar en diez días, mientras un equipo de negociadores de ambos países trata en Singapur los detalles de la cumbre.

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.