Naciones Unidas

La Asamblea General de la ONU la presidirá una mujer de América Latina

La hondureña Mary Elizabeth Flores y la ecuatoriana María Fernanda Espinosa compiten para presidir la Asamblea General de la ONU.
La hondureña Mary Elizabeth Flores y la ecuatoriana María Fernanda Espinosa compiten para presidir la Asamblea General de la ONU. Manuel Elias / Yuri Kadobnov / EFE / AFP

La canciller de Ecuador, María Fernanda Espinosa, y la ministra de Exteriores de Honduras, Mary Elizabeth Flores, se disputan el principal puesto del órgano que representa a los 193 miembros del organismo multilateral.

Anuncios

Por primera vez en la historia, una mujer latinoamericana ocupará la presidencia de la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU). En concreto, la canciller de Ecuador, María Fernanda Espinosa, y la ministra de Exteriores de Honduras, Mary Elizabeth Flores, se disputarán este martes 5 de junio el principal cargo del organismo multilateral, que representa a los 193 países que la integra.

La elección se dará mediante votos y, de forma excepcional, en base a un diálogo informal en el que las candidatas tuvieron que presentar su programa y su visión al resto de los estados miembro y representantes de la sociedad civil. Quien salga elegida, ya sea Espinosa o Flores, dará relevo en septiembre al actual presidente, el eslovaco Miroslav Lajcak.

La presidencia de la Asamblea General se renueva cada año, pero este tiene la particularidad de que los países de América Latina y el Caribe eran los elegibles. Y de forma insólita, la presidencia número 73 tendrá a una mujer de la región al frente.

Un destino incierto en Ecuador, pero un futuro en la ONU

Desde el pasado 24 de mayo, la canciller María Fernanda Espinosa (53 años) centró su candidatura en la lucha de Ecuador en el ámbito de los derechos humanos, la justicia, la migración y los refugiados. Por supuesto, en esa línea se mostró a favor del desarrollo sostenible y de las personas discapacitadas.

Sobre su visión de la Asamblea General, Espinosa consideró que esta debe renovarse para dar una respuesta más rápida a las situaciones de crisis. Por lo que debería ser un espacio de “puertas abiertas”, para poder lograr los objetivos de su carta fundacional.

En comparación con Flores, para la jefa de la diplomacia ecuatoriana esta votación es sin duda crucial. Mientras saborea la posibilidad de presidir el organismo, en casa está a un paso de perder su cargo ministerial. Según los analistas, su nombre suena ya fuera de la Cancillería –hasta el punto de decirse que “o sale elegida (en la ONU) o sale de la Cancillería”–, al no coincidir con la línea ideológica del presidente Lenín Moreno y al tener en contra a la oposición que pidió su destitución.

Por el momento, a la espera de la votación, el futuro de Espinosa queda en vilo frente a la candidata hondureña, a quien no dudó en enfrentar al decir que Flores y su país van en contra del lineamiento de la Asamblea, en lo relativo a la cuestión palestina.

Flores y el deseo de cumplir la Agenda 2030

Por su parte, la abogada y ministra hondureña Mary Elizabeth Flores (44 años) dijo en su intervención pública que su mayor deseo es cumplir con los objetivos marcados en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. “Llegó el momento de actuar para consolidar una paz y una prosperidad transgeneracional”, afirmó.

Como Espinosa, arguyó que es el momento de reforzar el papel de la Asamblea General como foro global que afronta retos comunes: “Se trata de lograr un equilibrio entre las necesidades de las generaciones presentes y las futuras”.

La misión del presidente (ahora presidenta) es dirigir debates sobre temas como la reforma de la ONU o el mantenimiento de la paz, pasando por políticas de género, el cambio climático o las desigualdades económicas. Sobre las políticas de género, el actual mandatario Miroslav Lajcak admitió que debe conseguirse una mayor paridad en los trabajos de la ONU: “Hacerla más equilibrada e inclusiva tendrá un impacto positivo por todo el mundo”.

No es la primera vez que una mujer asumirá la presidencia de la Asamblea. De hecho, será la cuarta desde su fundación en 1945. No obstante, por primera vez una mujer latina seguirá a la india Vijaya Lakshmi Pandit (en 1953), la liberiana Angie Brooks (en 1969) y a Sheikha Haya Rashed Al-Khalifa de Bahrain (en 2006). El cargo de secretario general, de momento, permanece intacto para los hombres.

Con EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24