Saltar al contenido principal

Fiscalía chilena mantiene indagación por financiación política de brasileña OAS

Anuncios

Santiago (AFP)

La Fiscalía chilena confirmó este lunes que sigue investigando a la empresa brasileña OAS por un supuesto financiación de campañas políticas de Eduardo Frei, en 2009, además de Michelle Bachelet y Marco Enríquez-Ominami, en 2013.

"La investigación se encuentra abierta", dijo este lunes a periodistas la fiscal de delitos de alta complejidad de la Fiscalía Santiago-Centro, Ximena Chong, consultada tras un reportaje del diario La Tercera que reveló una serie de correos electrónicos entre el gerente de la empresa brasileña en Chile y el reconocido recaudador de fondos para campañas políticas de la izquierda chilena, Giogio Martelli.

En el texto se afirma que en los computadores requisados en el allanamiento a las oficinas en Santiago de OAS -involucrada en su país en el sonado caso 'Lava Jato'- se encontraron al menos 25 correos electrónicos entre el gerente de la compañía, Felipe Padovani, y Martelli, quien trabajó en los equipos de recaudación de las campañas del democristiano Eduardo Frei, en 2009, y de la socialista Bachelet, en 2013.

En los correos, Martelli indica las formas de realizar donaciones por parte de empresas a campañas políticas y sus topes de dinero en el marco de una legislación anterior que permitía este tipo de transacciones, hoy prohibidas. También hay mensajes sobre gestiones para concretar reuniones con ministros del primer gobierno de Bachelet (2006-2010).

"Los antecedentes que se han conocido hasta ahora públicamente (...) de financiamiento de campañas de la izquierda por parte de esta empresa brasileña parecen graves", comentó este lunes la portavoz del gobierno del derechista Sebastián Piñera, Cecilia Pérez.

Pero la fiscal Chong aclaró que todos los delitos en relación a eventuales infracciones a la ley electoral estarían "prescritos".

- Convicción política -

En una declaración pública, revelada este martes en el sitio en internet del diario La Tercera, Martelli afirma: "nunca he trabajado ni he apoyado actividades ilegales de esta empresa en Chile". En el texto, reconoce también haber prestado servicios profesionales en 2014 a OAS para una de las obras de infraestructura que la empresa ejecutó en Chile.

Geógrafo de profesión, Martelli detalla que varios meses después de la campaña electoral que selló la reelección de Michelle Bachelet, "por relaciones totalmente profesionales y alejadas del ámbito político" prestó servicio de asesorías a OAS en el marco de la construcción de un puente en el sur de Chile. "Jamás se trató del pago de deudas de campañas y favores políticos algunos", agrega.

Martelli fue condenado hace un año por delitos tributarios tras recibir unos 355.000 dólares a través de "contratos simulados", entre 2012 y 2013, por parte de la minera Soquimich y que se destinaron a la campaña de Bachelet pero sin que la exmandataria estuviera al tanto.

"En los casos de financiamiento irregular de la política en Chile he asumido mi responsabilidad, he relatado todo lo que he hecho y he dado la cara ante la justicia. Mis actuaciones, en las cuales reconozco haber cometido errores, aunque no delitos, siempre las hice por convicción política y jamás por beneficio personal", afirma Martelli.

La Fiscalía investiga, además, la posible relación entre OAS y el excandidato presidencial Marco Enríquez-Ominami, quien durante su campaña para las presidenciales de 2013 habría utilizado un avión privado de la empresa brasileña para realizar un viaje dentro de Chile que no fue documentado. Por este caso, Enríquez puede ser imputado en las próximas semanas por el delito de fraude al fisco.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.