Saltar al contenido principal

Aranceles al cerdo estadounidense dejan ganadores y perdedores en México y EEUU

Anuncios

México (AFP)

Los aranceles que anunció este martes el gobierno de México contra la carne de cerdo estadounidense en represalia a los de Estados Unidos al acero y al aluminio dejan ganadores y perdedores en ambos países.

"Estos aranceles nos dan la oportunidad de crecer y de fortalecer a la planta productiva nacional", dice a la AFP Alejandro Ramírez, director de la Confederación de Porcicultores Mexicanos, un organismo que agrupa a 5.600 unidades de producción.

El arancel que anunció México a la carne de cerdo tiene un impacto importante pues casi el 90% de las compras que hace el país latinoamericano de ese producto provienen de Estados Unidos, su mayor socio comercial, según cifras oficiales.

Al mismo tiempo, es una medida políticamente sensible pues muchos de los productores estadounidenses son votantes del presidente Donald Trump.

Los porcicultores mexicanos han denunciado que el producto estadounidense llega al país a un precio muy bajo y que compite de manera desleal, por lo que esperan que el arancel les beneficie.

"El arancel cumple dos funciones. Uno, compensar el tema del acero y el aluminio y dos, compensar los precios bajos a los que se vende el producto", dice el directivo. "Somos el sector más activo en procedimientos antidumping".

- Sin desabasto -

Ramírez dijo que el arancel no causará desabastecimiento pues la producción nacional se completará con carne de otros países que no sean Estados Unidos.

Este martes, el secretario de Economía mexicano Ildefonso Guajardo dijo que el producto para cubrir la demanda en lo que resta del año "seguramente provendrá de Europa".

Entre los países europeos con los que México tiene protocolos sanitarios para la importación de carne de cerdo están Dinamarca, España, Francia, Alemania, Italia y Bélgica, según un documento difundido por las autoridades sanitarias mexicanas.

Tiene acuerdos similares con Chile, Australia y Nueva Zelandia.

Los aranceles de México son parte de una medida de represalia más amplia que incluyó medidas similares al acero, las manzanas, arándanos, whisky y uvas.

Las medidas tienen un valor de casi 3.000 millones de dólares y cubren cerca del 4,8% del total de las importaciones de México

A su vez, tensaron todavía más las negociaciones del vital Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que renegocian actualmente México, Estados Unidos y Canadá.

"Si bien las implicaciones macroeconómicas son limitadas, mandan una señal política clara y aumentarán la presión sobre las negociaciones del TLCAN", dijo la firma Capital Economics en una nota a sus clientes.

- Reacción en EEUU -

En contraste con la postura de los productores mexicanos, entre los estadounidense hubo preocupación tras los aranceles de México.

"La cuota sobre las zonas rurales de escalar las disputas comerciales con socios importantes está aumentando. México es el mayor mercado de exportación de Estados Unidos, representando casi el 25% de los envíos el año pasado", dijo en un comunicado Jim Heimerl, presidente del Consejo Nacional de Productores de Cerdo estadounidense.

"Un arancel del 20% elimina nuestra habilidad para competir efectivamente en México. Esto es devastador para mi familia y para las familias productoras en Estados Unidos", agregó Heimerl, quien también es un productor de Johnstown, Ohio.

El directivo agregó que el sector es fuente de más de 500.000 empleos en las zonas rurales y que 110.000 están directamente relacionados a las exportaciones.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.