Saltar al contenido principal

El exjefe de campaña de Trump acusado de manipulación de testigos

Anuncios

Washington (AFP)

El exjefe de campaña de Donald Trump, Paul Manafort, quien enfrenta múltiples cargos por lavado de dinero y fraude fiscal en el marco de la investigación sobre la presunta injerecia rusa en la campaña electoral presidencial estadounidense, fue acusado de intentar manipular a testigos.

La acusación fue hecha en la noche del lunes y, según el fiscal especial que lleva el caso, Robert Mueller, Manafort contactó a testigos por teléfono o por mensajes encriptados para intentar convencerlos de dar "falsos testimonios".

Tal actividad viola los términos de su libertad bajo fianza y podría llevarle a prisión preventiva incluso antes de ir a juicio, precisó el fiscal en el documento enviado a un juez.

En febrero, Manafort se declaró no culpable de las acusaciones de lavado de dinero y lobby ilegal, sobre las cuales deberá comenzar a ser juzgado el 17 de septiembre.

Y en marzo se declaró igualmente no culpable de fraude fiscal y bancario, acusaciones para las que el proceso judicial está previsto a partir del 10 de julio.

La investigación sobre la injerencia rusa en la campaña presidencial de 2016 cursa su segundo año y continúa dominando la vida política estadounidense. Hasta ahora se ha traducido en 22 inculpaciones, 16 de ellas a personas o sociedades rusas.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.