Saltar al contenido principal

Milicia kurda se retira de estratégica ciudad siria de Manbij

Anuncios

Beirut (AFP)

La principal milicia kurda de Siria anunció este martes que se retiraba de Manbij, en el norte, después de que Estados Unidos y Turquía llegaran a un acuerdo en torno a esta estratégica ciudad.

Manbij es una ciudad de mayoría sunita situada a unos 30 kilómetros de la frontera con Turquía, zona donde también están desplegadas tropas de Estados Unidos y Francia.

En 2016, las Unidades de Protección del Pueblo (YPG) arrebataron al grupo yihadista Estado Islámico (EI) el control de esta ciudad y mantuvieron a efectivos militares que formaban a combatientes antiyihadistas locales.

"Hoy, después de más de dos años de trabajo continuado y con el Consejo Militar de Manbij autosuficiente en su formación, las YPG decidieron retirar a sus consejeros militares de Manbij", anunció esta milicia kurda en un comunicado.

Las YPG son la columna vertebral de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), una alianza de combatientes árabes y kurdos apoyada por Washington, que tuvo un papel crucial en la lucha contra el EI.

El Pentágono dijo por su parte que las tropas estadounidenses se quedarían en la ciudad por el momento.

"No hay planes de desplazar las fuerzas de Estados Unidos de Manbij. De todas formas, se irán negociando más detalles de la hoja de ruta de Manbij", dijo su portavoz, Eric Pahon.

- "Compromiso mutuo" -

Este anuncio se produce al día siguiente de una reunión entre el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, y su homólogo turco, Mevlut Cavusoglu, que terminó con un acuerdo sobre Manbij, según el departamento de Estado.

Los dos responsables "aprobaron una hoja de ruta y subrayaron su compromiso mutuo para implementarlo", indicó el departamento de Estado sin más detalles.

El acuerdo busca sobre todo "el compromiso estadounidense de desplazar las YPG al este del Éufrates", según un alto responsable norteamericano.

En enero Turquía lanzó en el noroeste de Siria una ofensiva contra las YPG, que considera como una organización "terrorista". Los expulsó de Afrin y amenazó en varias ocasiones con continuar la ofensiva para desterrarlas de Manbij.

Estas amenazas tensaron las relaciones entre Estados Unidos y Turquía, dos aliados en la OTAN.

Para el analista Aaron Stein, del Atlantic Council en Washington, este acuerdo no significa que las tensiones vayan a disminuir.

"En caso de fracaso, se volverá a partir de cero, cuando (el presidente turco Recep Tayyip) Erdogan amenazaba a los estadounidenses", considera.

La agencia estatal turca de prensa Anadolu afirmó por su parte que después de la retirada de las YPG de Manbij, las fuerzas estadounidenses y turcas iniciarían operaciones conjuntas en la ciudad.

A su regreso a Turquía, Cavusoglu declaró que se podría aplicar una estrategia similar a otras ciudades sirias.

"Aplicaremos la hoja de ruta de Manbij, y luego empezaremos a implementar hojas de ruta para otras ciudades", dijo.

Pero el Consejo Militar de Manbij, que agradeció a las YPG su misión de formación, negó cualquier cambio en las operaciones.

"Esta retirada ocurre después del acuerdo entre Estados Unidos y Turquía. Por ahora, no hay patrullas conjuntas ni ningún cambio operativo. No hemos recibido órdenes de esto hasta la fecha", declaró a la AFP el portavoz del consejo, Sherfan Darwish.

- Ofensiva del EI -

Entretanto, en el este del país, en el valle del Éufrates, el EI lanzó el domingo una ofensiva contra varias localidades en poder del régimen.

El grupo yihadista perdió la mayor parte del territorio que controlaba desde 2014 en Siria y en la vecina Irak, pero sigue presente en las zonas desérticas entre los dos países, especialmente en la provincia oriental de Deir Ezzor.

Al menos 45 combatientes prorrégimen y 26 yihadistas murieron desde el domingo en estos enfrentamientos, anunció este martes el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH).

El EI tomó el control de cuatro pueblos situados en el eje vial que une las ciudades de Bukamal y Deir Ezzor, precisó la organización.

Según Rami Abdel Rahman, director del OSDH, los combatientes favorables al régimen muertos desde el domingo en esa región son, sobre todo, chiitas extranjeros.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.