Saltar al contenido principal

Emmanuel Macron reafirma defensa al acuerdo nuclear de Irán durante visita de Benjamin Netanyahu

El presidente francés, Emmanuel Macron, acompaña al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu cuando abandona el Palacio del Elíseo en París, Francia. 5 de junio de 2018.
El presidente francés, Emmanuel Macron, acompaña al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu cuando abandona el Palacio del Elíseo en París, Francia. 5 de junio de 2018. Philippe Wojazer / AFP

Benjamin Netanyahu continúa su gira por Europa buscando aliados para la creación de un nuevo frente común contra Irán. Aunque Macron lo escuchó, reafirmó su defensa al pacto.

Anuncios

Primero fue Alemania, donde la visita del primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, logró una declaración en común con la canciller Angela Merkel donde se evidenciaron las profundas diferencias que tienen las dos naciones sobre el acuerdo nuclear iraní y la situación en la Franja de Gaza.

En su segunda parada, Netanyahu, tocó este martes 5 de julio, las puertas del Palacio del Elíseo para reunirse con el presidente de Francia Emmanuel Macron, que se ha declarado como defensor del acuerdo.

El primer ministro israelí aseguró que no ha pedido al presidente Macron que abandone el pacto nuclear con Irán porque está convencido de que dicho acuerdo se disolverá como consecuencia de la presión económica o de nuevas negociaciones.

Sin embargo, a puertas cerradas, Netanyahu tiene como prioridad en su gira por Alemania, Francia y próximamente, Reino Unido; persuadir a los líderes europeos de seguir el ejemplo de Washington en la retirada del acuerdo que firmaron con Irán en 2015.

En el acuerdo, Irán renunció a toda producción nuclear de índole militar a cambio de un levantamiento de las sanciones internacionales que paralizan su economía.
Ante la vista de los medios de comunicación, la comunidad internacional parecía satisfecha e inclusive aliviada, de contener la ambición nuclear iraní. A pesar de ello, Netanyahu afirmó que el acuerdo no impediría que su enemigo obtuviese la bomba atómica, y que un posible levantamiento de las sanciones ayudaría a la república islámica a financiar su expansión regional.

Una expansión que, según los lineamientos del Gobierno israelí, significaría una amenaza significativa para la nación hebrea.

El presidente Macron admitió tras su reunión con Benjamin Netanyahu, que el acuerdo no es “plenamente satisfactorio”, por lo que instó a su ampliación para que también aborde el programa balístico y su política de influencia regional.

"El acuerdo no es suficiente, estoy de acuerdo, pero es mejor que lo que teníamos antes. Considero que hay una escalada de la tensión recíproca e invito a todo el mundo a estabilizar la situación y a no ceder ante esta escalada, que solo llevaría al conflicto", dijo el líder francés.

El acuerdo nuclear iraní,entre los temas de la gira de Netanyahu

Gobierno de Irán responde con más producción de uranio

En paralelo a la reunión de los mandatarios en París, el vicepresidente iraní, Ali Akbar Salehi, comunicó al Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) que su país aumentará la capacidad de enriquecimiento de uranio con más centrifugadoras y precisó que esta decisión respeta el acuerdo firmado.

"Lo que hacemos no viola el acuerdo. Estos pasos no significan que las negociaciones (con Europa) hayan fracasado", agregó Salehi.

En una declaración más contundente el ayatolá Jamenei dijo que los enemigos de Irán quieren dominar al país mediante “la presión económica y psicológica” e instó a continuar el desarrollo de los programas nucleares y balísticos ante las presuntas amenazas.

“El ayatolá declaró que su intención era destruir el Estado de Israel. Ayer explicó cómo lo haría, con un enriquecimiento ilimitado de uranio para producir un arsenal de bombas nucleares”, dijo Netanyahu, en un vídeo difundido este 5 de junio por su oficina de prensa.

Las tensiones diplomáticas se reflejan en las calles de París

Docenas de personas aprovecharon la visita de Netanyahu para protestar contra el mandatario, bloqueando el tráfico de la icónica avenida de Champs-Elysées este 5 de junio.

La manifestación fue dirigida por el movimiento Boicot, Desinversiones y Sanciones (BDS) quiénes exigían justicia hacia el pueblo palestino y el cierre de la temporada cultural franco-israelí, en el centro de exposiciones del Grand Palais, donde Netanyahu tenía previsto hacer una aparición.

"Estamos pidiendo la suspensión inmediata de las ventas de armas a Israel. Que Francia, nuestro Gobierno, deje de comprar y vender armas a Israel porque la vida de los palestinos cuenta. También pedimos que se cancele la temporada de propaganda entre Israel y Francia. Se ha hecho una petición que ha sido firmada por más de 18.000 personas el día de hoy para convocar el cierre de la temporada cultural entre Francia e Israel”, dijo Imen Habib, líder del BDS a la agencia Reuters.

La visita del primer ministro israelí se produce después de varias semanas de violentos enfrentamientos a lo largo de la frontera entre Israel y Gaza.

Con EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.