Conte somete su programa de gobierno a voto del parlamento en Italia

Anuncios

Roma (AFP)

El nuevo jefe de gobierno italiano, Giuseppe Conte, pide este miércoles la confianza de los diputados a su programa, que da la espalda a la austeridad aunque no a Europa, tras haber obtenido el martes la aprobación de los senadores.

El voto de confianza de los 630 diputados se llevará a cabo el miércoles por la tarde. El nuevo gobierno dispone de una mayoría confortable de más de 30 diputados.

Giuseppe Conte, de 53 años, era un desconocido para los italianos antes de ser designado por el Movimiento Cinco Estrellas (M5S, antisistema) y la Liga (extrema derecha) para dirigir el ejecutivo.

Ante el Senado, Conte defendió el programa de este primer gobierno populista en un país fundador de la Union europea. Sostuvo que pretende reducir la enorme deuda de Italia, la más importante de la zona euro tras la de Grecia, pero que no lo hará mediante medidas de austeridad.

Este profesor de derecho quiso mostrarse tranquilizador con los socios europeos de Italia, y confirmó el anclaje europeo y atlántico de su país.

"Europa es nuestra casa" dijo, y reivindicó además la pertenencia de Italia a la Alianza Atlántica

Ello no le impidió confirmar su voluntad de practicar una política de "apertura" hacia Rusia, de conformidad con los compromisos electorales de los "dos principales socios" de la coalición gubernamental, la Liga y el M5S.

Pero se trata de saber a qué Europa se refería Conte. Sobre todo, cuando la víspera de su discurso, Matteo Salvini, jefe de La Liga, informó que tuvo una conversación telefónica con el primer ministro húngaro Viktor Orban, en el que ambos hombres convinieron en trabajar juntos para "cambiar las reglas de esta UE".

- G7 en Canadá -

Conte tendrá la oportunidad de explicar su proyecto ante los principales países occidentales, con motivo de una cumbre del G7 el fin de semana en Canada, su primera salida internacional.

El nuevo presidente del Consejo italiano ya se ha entrevistado telefónicamente con varios dirigentes, entre ellos el presidente francés Emmanuel Macron o la canciller alemana Angela Merkel.

Algunos responsables europeos son escépticos ante el coste de las medidas fiscales, económicas y sociales previstas por el "contrato de gobierno" firmado por La Liga y el M5S, del que Conte afirma ser el "garante".

"Vamos a pasar bien el verano, pero habrá problemas en otoño (boreal) si el nuevo gobierno aplica solamente el 50% de lo que ha previsto", augura Klaus Regling, jefe del Mecanismo europeo de Estabilidad (MEDE), el fondo implementado por la UE para ayudar a los Estados en dificultades, citado por el diario financiero alemán Handelsblatt.

Y, desde este punto de vista, Conte ha confirmado los objetivos incluidos en el "contrato" de su gobierno: reducción de la fiscalidad, lucha contra la inmigración clandestina o la renta ciudadana, una especie de renta de inserción para los más pobres.

Pero no ha dado detalles sobre la financiación de estas medidas, que podrían suponer decenas de miles de millones de euros.

Y aunque ha confirmado la voluntad de su gobierno de establecer una "flat tax", un impuesto sobre la renta de entre 15% y 20%, no ha hablado de fechas. Lo mismo ocurre con la renta ciudadana.

- Puntos ausentes -

Pero eso no tranquiliza a los mercados ni a ciertos países europeos, según destaca este miércoles parte de la prensa.

En el discurso de Conte, "tres puntos fundamentales están totalmente ausentes: los plazos de realización, la financiación y las prioridades. ¿Cómo se pueden reducir impuestos y al mismo tiempo aumentar los gastos de salud, sociales, de seguridad y las jubilaciones? " se interrogaba el director del diario La Repubblica, cercano a la izquierda.