Saltar al contenido principal

La ONU logra acceder a los rohinyás en Birmania

Anuncios

Rangún (AFP)

La ONU anunció que firmó este miércoles un acuerdo con Birmania para acceder a las regiones de donde son originarios los refugiados miembros de la minoría de los rohinyás, objetivo de operaciones del ejército birmano.

Las agencias de Naciones unidas comenzarán por hacer una evaluación de la situación en el estado de Rakáin, región del oeste donde se iniciaron los abusos contra esta minoría que condujeron al menos a 700.000 de sus miembros a huir de Birmania a partir de agosto de 2017.

"El trabajo hasta ahora consistió en abrir la puerta", explicó a la AFP el coordinador humanitario de la ONU en ese país, Knut Ostby, quien dijo no poder precisar cuáles serán las zonas a las que las Naciones Unidas podrán desplazarse y que serían prioritarias.

El documento firmado este miércoles con las autoridades birmanas es un "acuerdo marco" que se tuvo que preparar durante meses y no incluye detalles concretos, subrayó.

Giuseppe De Vincentiis, representante en Birmania de la Agencia de la ONU para los refugiados (ACNUR), declaró que la primera fase, la de la evaluación de la situación, será terminada en los próximos meses.

Pero, agregó, será necesario esperar mucho antes de poder hacer una repatriación masiva de refugiados rohinyás.

Tras la visita a Birmania a inicios de mayo de una delegación del Consejo de Seguridad de la ONU, este último notó que las autoridades de ese país habían aceptado investigar sobre acusaciones de atrocidades cometidas contra los rohinyás, pero había pedido que organizaciones de las Naciones unidas estén implicadas en ellas.

Un acuerdo con miras a la repatriación de los miembros de esta comunidad que huyeron de Birmania para refugiarse en Bangladés fue logrado a fines del año pasado entre ambos países.

El asunto del retorno de los refugiados rohinyás es seguido de cerca por la comunidad internacional. Las ONG se preocupan por la falta de preparación de Birmania, que se supone debe instalar campamentos provisionales de recepción, porque los pueblos de esta minoría fueron con frecuencia incendiados en actos de violencia que la ONU calificó de "limpieza étnica". Pero el gobierno birmano rechaza esta calificación.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.