Saltar al contenido principal

Trudeau espera conversaciones "difíciles" con Trump en el G7

Anuncios

Ottawa (AFP)

La cumbre del G7 que se celebrará el viernes y sábado en Quebec debería dar lugar a "conversaciones francas y en ocasiones difíciles" sobre comercio con el presidente estadounidense, Donald Trump, advirtió el miércoles el primer ministro canadiense, Justin Trudeau.

"Habrá conversaciones francas y en ocasiones difíciles en torno a la mesa del G7, particularmente con el presidente estadounidense, sobre comercio, sobre aranceles", dijo a periodistas Trudeau, quien recibirá a los líderes de Gran Bretaña, Francia, Alemania, Italia, Japón y Estados Unidos para la cumbre anual del G7 en La Malbaie, Quebec.

El dirigente esperaba poner el foco en el empleo, las preocupaciones de seguridad, la limpieza de los océanos y el empoderamiento de las mujeres, pero funcionarios han admitido que es probable que la agenda de las siete mayores economías del mundo sea acaparada por las disputas comerciales.

Trump impuso la semana pasada pesados aranceles para la importación de acero y aluminio a los proveedores de Estados Unidos, como Europa, Canadá y Japón, sus más cercanos aliados.

En respuesta, todos decidieron apelar a la Organización Mundial de Comercio (OMC) y anunciaron medidas de represalia, al igual que China y Rusia.

En Washington, el asesor económico de Trump Larry Kudlow dijo a los periodistas que el presidente seguiría adelante con los aranceles globales sobre el acero, y que los aliados, incluidos Canadá y la Unión Europea, no deberían esperar exenciones.

"Puede haber desacuerdos, considero esto como una pelea familiar. Siempre soy optimista, creo que se puede resolver", dijo Kudlow.

"Haremos lo que sea necesario para proteger a Estados Unidos, sus negocios y su fuerza laboral", agregó.

Kudlow también insistió en que la relación de Estados Unidos con Canadá, en particular, todavía es "muy buena".

Pero observadores notaron que la reprobación puntual de Trudeau la semana pasada, llamando a que prevalezca el "sentido común" en el gobierno estadounidense, marcó un punto de inflexión para peor en la relación.

- Orden económico "atacado" -

CNN contó el miércoles que Trump invocó la Guerra de 1812 en una alterada llamada telefónica con Trudeau el 25 de mayo acerca de la disputa comercial.

Según las fuentes de CNN, Trudeau presionó a Trump sobre su justificación de la seguridad nacional para los aranceles, a lo que el mandatario estadounidense respondió: "¿Ustedes no incendiaron la Casa Blanca?".

En realidad quienes lo hicieron fueron las tropas británicas, y los historiadores dicen que fue en represalia por un ataque estadounidense en York, Ontario, que más tarde se convirtió en parte de Canadá.

De acuerdo con reportes, Estados Unidos se prepara para develar otra ronda de aranceles sobre Canadá como castigo a sus impuestos sobre unos 12.900 millones de dólares en bienes estadounidenses.

"El orden económico mundial está siendo atacado", advirtió este miércoles el ministro canadiense de Comercio exterior, François Philippe Champagne.

"Continuemos trabajando juntos porque un mundo comercial internacional donde no haya reglas es un mundo donde nadie gana", advirtió Champagne, evocando también las reformas de la OMC.

Trudeau tendrá la oportunidad de volver sobre el tema con el presidente francés Emmanuel Macron, quien llegó a Ottawa en la tarde del miércoles.

"Estoy ansioso por recibir al presidente Macron esta tarde, será una ocasión para hablar de las relaciones entre Canadá y Francia, que van muy bien, pero también para destacar (...) los desafíos que enfrentaremos en el G7, a fin de asegurarnos estar en el mismo tono", había declarado el primer ministro canadiense.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.