Guerra en Afganistán

Afganistán: el Gobierno anuncia el primer cese al fuego con talibanes

Las fuerzas de seguridad afganas vigilan el sitio de un ataque suicida en Kabul, Afganistán, el 4 de junio de 2018.
Las fuerzas de seguridad afganas vigilan el sitio de un ataque suicida en Kabul, Afganistán, el 4 de junio de 2018. Omar Sobhani / Reuters

El presidente Ashraf Ghani anunció por primera vez un cese al fuego incondicional con el grupo Talibán, pero excluyó de la tregua a otras organizaciones como el autoproclamado Estado Islámico.

Anuncios

El 4 de junio, unos 2.000 líderes religiosos emitieron una fatwa - una orden religiosa - contra los atentados suicidas que agitan este país desde hace más de una decada. Pidieron al grupo Talibán que abandone la guerra, para que las tropas internacionales salgan del territorio. Un punto de inflexión en este país donde los clerigos juegan un papel clave.

La reunión de los clerigos fue interrumpida por un ataque suicida que dejó 14 muertos, incluido siete religiosos.

Tres días después, el presidente Ashraf Gani anunció por primera vez un cese al fuego incondicional con los talibanes.

El presidente indicó que el alto al fuego finalizará al fin del Ramadán, el 20 de junio. Sin embargo, el mandatario agregó que la ofensiva militar seguirá contra el grupo Estado Islámico, que también opera en la zona.

“Este alto al fuego es una oportunidad para que los talibanes reflexionen sobre su violenta campaña, que no está ganando el corazón y las mentes de los afganos, sino que los está alienando de su causa”, agregó Ghani.

En un comunicado, los líderes religiosos afirman que la guerra en Afganistán es “ilegítima y no tiene ningún tipo de justificación religiosa.”

No obstante, no todos en el Gobierno afgano vieron con buenos ojos el cese al fuego. El exgeneral Atiqullah Amarkhel dijo que le daba al Talibán la oportunidad de reagruparse militarmente: “desde una perspectiva militar, no es un buen movimiento, le va a dar al enemigo el chance de prepararse para más ataques”

El cese al fuego trae un respiro en el conflicto afgano

El anuncio, sin embargo, es un respiro al conflicto en Afganistán que no cesa desde el despliegue de las fuerzas estadounidenses en 2001, trás el ataque del 11 septiembre.

Hoy en día, el Gobierno controla el 56 % del territorio mientras que el Talibán, alrededor del 11 %, según fuentes estadunidenses.

Ghani ofreció en febrero el reconocimiento del Talibán como grupo político, un primer paso para acabar más de 16 años de guerra. En 2017 murieron 10.000 civiles en el conflicto.

El pasado agosto, el presidente estadounidense, Donald Trump, reveló un enfoque militar más agresivo hacia Afganistán con el objetivo de obligar a los talibanes a iniciar una negociación.

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24