Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

ECONOMIA

FMI destaca avances en las conversaciones con Argentina para nuevo acuerdo

Saber más

EN FOCO

Egipto: una ley contra la cibercriminalidad acusada de violar las libertades

Saber más

MEDIO AMBIENTE

Una cumbre ambiental de gobiernos locales para buscar soluciones globales

Saber más

ECONOMIA

Lucha contra la pobreza extrema muestra un lento avance

Saber más

EN FOCO

En la frontera entre Venezuela y Colombia, el éxodo a cualquier precio

Saber más

América Latina

La viuda y el hijo de Pablo Escobar procesados por presunto lavado de dinero

© Reuters | La viuda del narcotraficante colombiano Pablo Escobar, María Victoria Henao, y Juan Pablo Escobar, hijo, llegan al tribunal como parte de una investigación sobre blanqueo de dinero en Buenos Aires, Argentina, el 14 de mayo de 2018.

Texto por Janira Gómez Muñoz

Última modificación : 07/06/2018

La justicia argentina acusó a María Victoria Henao, viuda y al hijo del narcotraficante colombiano Pablo Escobar Gaviria, Juan Pablo, de contribuir de forma delictiva en los negocios inmobiliarios del también narco Piedrahita Ceballos.

Un nuevo capítulo en la larga historia de Pablo Escobar Gaviria. Esta vez son la viuda y el hijo del fallecido narcotraficante colombiano, quienes habían dicho que nunca habían visto su fortuna, los que han salido en los titulares por chocar contra la justicia. En Argentina, país en el que se refugiaron en 1994, un juez procesó a María Isabel Santos y Juan Sebastián Marroquín Santos, los nombres que asumieron por protección, por presunto lavado de dinero.

En concreto, el juez federal Néstor Barral, que también ordenó embargos por 1,20 millones de dólares sobre los bienes de los Escobar, encontró un vínculo de la familia con “un núcleo de blanqueo de capitales”, dirigido por el colombiano José Bayron Piedrahita Ceballos y su “punto de contacto central” el empresario argentino Mateo Corvo Dolcet, imputado en la causa.

“Entiendo que María Isabel Santos Caballero y Juan Sebastián Marroquín Santos efectuaron un aporte de carácter esencial para el cumplimiento de los objetivos criminales de Piedrahita Ceballos", expresó el magistrado Barral en su resolución.

Este procesamiento se inició a partir de un documento, una especie de contrato entre todos estos protagonistas, en el cual los Escobar presuntamente recibieron una comisión del 4,5% del total del capital por su trabajo de intermediación entre Corvo Dolcet y el capo colombiano Piedrahita.

Según la causa, Piedrahita habría ingresado al mercado argentino una suma millonaria de dinero que se cree que “obtuvo por medio de las maniobras narcocriminales que llevó adelante desde la década de 1990”. Más de 15 millones de dólares fueron para la construcción de un barrio privado en el norte de Buenos Aires; otra inversión fue a parar al llamado Café de los angelitos, un bar tradicional convertido ahora en un local de tango para turistas.

Toda una inyección de capital “sospechada de provenir del tráfico de drogas” que no se habría dado, apunta Néstor Barral, si el jefe narco Piedrahita y su supuesto testaferro argentino “no se hubieran conocido”. Y es ahí donde se involucran la viuda y el hijo de Pablo Escobar.

“Efectuaron un aporte de carácter esencial para el cumplimiento de los objetivos criminales (de Piedrahita) y estaban al tanto de la imperante necesidad de Corvo Dolcet de obtener inversores para financiar sus proyectos mobiliarios”, considera el juez argentino.

Mauricio “Chicho” Serna, investigado junto a los Escobar

A ojos de la justicia de Argentina, en este engranaje aparece otro personaje. El exfutbolista colombiano Mauricio “Chicho” Serna, exjugador de Boca Juniors y de la selección de Colombia, también fue procesado porque resultó “indispensable para completar el circuito de lavado”.

Al parecer, una de las tantas formas que tenían Piedrahita Ceballos y su socio Corvo Dolcet de inyectar dinero era mediante el aporte de tres inmuebles que antes habían pertenecido a Serna.

Para la Unidad de Información Financiera de Argentina, el dinero del narco colombiano podría provenir de la familia Escobar, camuflado bajo la forma de un pago por mediación. “Escobar Gaviria era la máxima autoridad del cartel de Medellín, con el que Piedrahita poesía íntima relación. No puede descartarse entonces que parte del dinero inyectado por Piedrahita fuera de propiedad de Santos Caballero y de Marroquín Santos (la viuda y el hijo de Pablo Escobar)”, reza el texto de esta unidad.

Desde mayo, cuando tuvieron que declarar frente a los tribunales, los Escobar han estado en el punto de mira de la justicia y de la opinión pública. Un episodio que ya se dio en 1999 cuando la viuda de Pablo Escobar fue encarcelada por lavado de dinero. Solo porque aquella vez la causa fue un montaje que terminó con los acusadores detenidos.

Con EFE y medios locales

Primera modificación : 07/06/2018