Saltar al contenido principal

Chile: mujeres toman la calle para reivindicar sus derechos

Manifestantes asisten a una marcha para exigir el fin del sexismo y la violencia de género en Santiago de Chile el 6 de junio de 2018.
Manifestantes asisten a una marcha para exigir el fin del sexismo y la violencia de género en Santiago de Chile el 6 de junio de 2018. Iván Alvarado / Reuters

Decenas de miles de mujeres salieron, este miércoles 6 de junio, a las calles de Santiago y otras ciudades de Chile, para reivindicar sus derechos, exigir el término de la educación sexista y el fin de la brecha de género.

ANUNCIOS

En sus cuerpos, los mismos que cada día son cosificados ante la mirada machista y patriarcal, muchas mujeres llevaban inscriptas las consignas que también gritaban en pancartas: “No nací mujer para morir por serlo”; “Acabar con el machismo es educar en feminismo”. Reclamaban una educación feminista, el fin de los feminicidios y el acoso del que son víctimas, cientos de hombres se unieron al reclamo.

La manifestación fue convocada por la Coordinadora Feminista Universitaria (Cofeu), la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech), que agrupa a las federaciones universitarias y organizaciones de estudiantes secundarios y fue la tercera desde que hace un mes comenzaron las protestas feministas.

Un movimiento que surgió en universidades a la luz de la injusticia española

Este movimiento de mujeres chilenas comenzó en las universidades a finales del mes de abril, cuando un escándalo provocado en España traspasaba las fronteras a raíz de un fallo que no condenó de violación sino de abuso a cinco hombres acusados que violaron a una joven de 18 años, lo que implica una pena menor.

Desde entonces, diferentes centros educativos fueron tomados por el grito femenino y hoy cerca de 20 universidades del país son el escenario de manifestaciones que reivindican una educación no sexista y el fin de los estereotipos que rebajan a las mujeres. La revolución feminista chilena que se propagó y suma adeptos en la sociedad tras más de un mes de lucha.

“Ni santas ni princesas, libres y diversas”

Las jóvenes han comenzado a sacar a la luz el sexismo que padecen cotidianamente en las universidades, pero esta es tan solo una expresión del machismo que se traslada a otros ámbitos de la vida cotidiana.

#HermanaYoTeCreo dice un cartel de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, como parte de la campaña feminista que iniciaron las estudiantes en busca de erradicar la violencia de género.

Además de luchar desde las universidades, la batalla también se da en colegios secundarios e institutos profesionales que permanecen ocupados por alumnas que exigen a las autoridades educativas y al Gobierno adoptar medidas para terminar con el acoso machista, los abusos sexuales y que castiguen a los responsables.

El Gobierno puso a la mujer en su agenda

A fines de mayo, el Gobierno del presidente Sebastián Piñera anunció la creación de una “agenda mujer” y se redactaron 12 puntos que apuntan a reducir la desigualdad entre los sexos. El plan prevé una reforma constitucional destinada a garantizar “la plena igualdad de derechos”.

Sin embargo, para muchas y muchos, la agenda de 12 puntos no es suficiente en comparación a todas las demandas que existen a nivel nacional.

“Exigimos al Gobierno que se pronuncie y proponga cambios profundos ya que lo que propone no es nada nuevo, no le está hablando a Chile cuando habla de su agenda de la mujer, sigue hablándole al mercado", sentención Fernanda Reyes, secretaria ejecutiva de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Santiago (Feusach).

"No nos satisface, pues no se hace cargo de lo que se requiere", dijo Francisca Ochoa, secretaria de comunicaciones de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (Fech) y agregó que los anuncios del Gobierno "resultan ampliamente insuficientes, pues sólo se preocupa de enseñarnos a las mujeres a denunciar y no a los hombres de no violentar", agregó.

“Señorita ¿qué hace usted con ese escote?”

En mayo un grupo de alrededor de 120 alumnas de la carrera de Derecho de la Pontificia Universidad Católica, firmaron una carta titulada "Derecho UC Despierta", mediante la cual dieron a conocer una serie de frases machistas escuchadas en el establecimiento académico.

"Señorita qué hace con ese escote, ¿usted vino a dar una prueba oral o a que la ordeñen?". "Hay que exigirles más a las mujeres feas porque las lindas, aunque tontas, igual encuentran marido, pero fea y tonta no hay quién la aguante"; "Señorita, hágame un favor y mejor agarre los 4 palos de la carrera y váyase al mall"; "Cuando el hombre ve a una mujer y siente ganas de violarla, no es más que un desorden de sus inclinaciones naturales", son algunas de las frases registradas en la carta.

En este contexto, las estudiantes consideran que para detener esta avanzada machista que se registra en todos los ámbitos de la sociedad, es fundamental iniciar en el ámbito educativo y de esta manera detener la violencia machista que se perpetúa a través de la educación y que coloca a la mujer en un plano de absoluta desigualdad respecto del hombre.

La cifra de asistentes a la manifestación del 6 de junio varía según la fuente: 15.000 personas marcharon según la gobernación de Santiago mientras que de acuerdo a los organizadores fueron cerca de 80.000. Todos marcharon por la Alameda Bernardo O'Higgins, la principal avenida de la capital chilena, de forma pacífica durante dos horas y media para exigir el respeto a los derechos de la mujer y el fin del patriarcado sexista.

Las manifestaciones traspasaron las fronteras de la capital chilena y se replicaron en otras ciudades de Chile como Valparaíso, Concepción, Chillán, Arica y Puerto Montt.

Con EFE y medios locales

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.