Saltar al contenido principal

Con amigos como estos... los puntos de desencuentro de Trump con otros líderes del G7

Anuncios

Quebec (AFP)

Cuando Trump se siente junto a otros líderes del G7 en la cumbre de este viernes, en teoría estaría al lado de los aliados más cercanos de Estados Unidos.

Sin embargo, desde que asumió la presidencia hace ya más de 500 días ha ido acumulando una serie de desencuentros con estos aliados. La AFP repasa algunos de los puntos de fricción entre Trump y los otros miembros de este exclusivo club.

Giuseppe Conte, quien fue confirmado como primer ministro de Italia apenas esta semana, se encontrará por primera vez con el presidente estadounidense, por lo que está fuera de esta lista.

- Justin Trudeau -

El primer ministro de Canadá parecía haber congeniado con Trump tras su primer encuentro, y llegó a decir que él ni soñaría con darle lecciones a su par estadounidense, por más que su agenda de "Estados Unidos primero" es casi un anatema para el líder liberal.

Pero la reciente decisión de Trump de imponer aranceles al acero y el hierro canadienses ha enfurecido a Trudeau.

Y la supuesta broma de Trump durante una llamada telefónica el mes pasado con Trudeau, recordándole que soldados canadienses quemaron la Casa Blanca en 1812 tampoco cayó bien. Sobre todo si se toma en cuenta que ese incendio fue provocado por los británicos.

- Theresa May -

Theresa May fue la primera líder extranjera en ser recibida en la Casa Blanca por Trump.

Pero la decisión de la primera ministra británica de ofrecer a Trump una visita de Estado pronto enfrentó movilizaciones populares. Y las exigencias de que esta invitación fuera cancelada crecieron cuando el pasado noviembre Trump retuieó tres videos antimusulmanes que había publicado el grupo de extrema derecha Bretaña Primero.

Cuando May criticó que Trump hubiese compartido esos videos, éste replicó que ella debería ocuparse de enfrentar el terrorismo del "Islam radical" en el Reino Unido.

La visita de Trump a ese país finalmente tendrá lugar el 13 de julio.

- Angela Merkel -

El hecho de que Trump no haya estrechado la mano de la canciller alemana cuando la recibió por primera vez en Washington en marzo de 2017, ya anunciaba un enfriamiento de las relaciones entre los dos líderes más importantes de Occidente.

En un discurso el mes pasado, Merkel dijo que Europa debe aprender a "tomar su destino en sus propias manos", pues ya no podía confiar en Estados Unidos para que la protegiera. La amenaza de Trump de gravar la importación de autos tampoco ayudó a distender las relaciones.

- Emmanuel Macron -

Tras su primer encuentro en julio de 2017 en París, Macron incluso fue llamado "el domador de Trump".

Pero las tensiones surgieron durante la visita de Macron a Washington el pasado abril, cuando Trump hizo como si limpiara la caspa del traje de su invitado. Un humillado Macron dio luego un discurso en el Congreso donde repudiaba la mayor parte de la agenda de Trump, reafirmando su compromiso con el acuerdo nuclear con Irán y el Tratado de París en materia medioambiental, a los que Trump ha dado la espalda.

- Shinzo Abe -

Entre los líderes del G7, la relación entre Trump y el primer ministro japonés es la menos conflictiva, y algunos temas como el acuerdo con Irán, que creó tensiones con Europa, han tenido poca repercusión en Japón.

Sin embargo, las usuales diatribas de Trump sobre el balance comercial entre Estados Unidos y Japón, así como su aparente determinación de acercarse al líder norcoreano Kim Jong Un, han levantado algunas alarmas en este país.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.