Saltar al contenido principal

Francia: autoridades, preocupadas por excarcelación de 500 islamistas posiblemente radicalizados

El primer ministro francés,  Edouard Philippe, informó que los islamistas liberados serán monitoreados constantemente.
El primer ministro francés, Edouard Philippe, informó que los islamistas liberados serán monitoreados constantemente. Francois Mori / Reuters

El Ministerio de Justicia contempla la posibilidad de monitorear de cerca a los 500 islamistas que podrían quedar en libertad antes de finalizar el 2019. La acción busca garantizar la seguridad de la sociedad.

ANUNCIOS

De acuerdo con la información suministrada por la ministra de Justicia, Nicole Belloubet, cerca de veinte yihadistas serán liberados durante lo que resta del año 2018 mientras que alrededor de 30, podrían salir de prisión el próximo año.

La titular del despacho de justicia también indicó que alrededor de 450 detenidos por casos de delitos comunes anexos con el terrorismo (en su mayoría islamistas radicalizados) serán liberados antes de que termine el año 2019.

La acción de liberación de cerca de las 500 personas ha generado una preocupación extra a las autoridades francesas debido a que existe la presunción de que los liberados puedan incurrir de nuevo en actos de violencia.

Durante una entrevista ofrecida a los medios de comunicación, BFM TV y RMC Info, Belloubet trató de disipar los temores que existen, expresando que ya las autoridades cuentan con un plan para evaluar constantemente a aquellos que salen de prisión.

"Hemos establecido una serie de medios operativos que nos permiten pensar que podemos seguir a estas personas que salen de la detención", dijo Belloubet.

Por otro lado, la ministra de Justicia también informó que los prisioneros fueron evaluados por un personal multidisciplinario entre los que destacan médicos, psicólogos y educadores que ingresarán a la cárcel con la finalidad de determinar el nivel de riesgo que los futuros excarcelados representan.

La nueva legislación en materia antiterrorista en Francia, la cual fue adoptada el pasado año, establece que las autoridades policiales y los organismos de inteligencia están autorizados para vigilar de cerca a estas personas, escuchar sus llamadas telefónicas, leer comunicaciones en internet y realizar búsquedas en sus casas.

 “Anticipamos su salida y los seguimos de manera extremadamente precisa”, agregó la ministra de Justicia.

Autoridades evalúan la deportación de individuos radicalizados

Distintos organismos de Franciarealizan análisis exhaustivos sobre las sentencias que recibían los grupos islamistas que operaban en ese país al ser capturados.

Entre las propuestas que realizan los grupos de evaluación para los liberados se prevé la expulsión de aquellos extranjeros que muestren signos de radicalización al momento de su excarcelación.

“Se debe evaluar su peligrosidad una vez que salen de la cárcel. El riesgo de radicalización extrema o de una segunda ofensa es alto entre esa gente", expresó Jean-Charles Brisard, presidente del Centro para el Análisis del Terrorismo, organismo con sede en París.

Edouard Philippe, primer ministro francés, indicó esta semana que el Gobierno de Emmanuel Macron se encuentra preparando un nuevo plan de acción antiterrorista.

A pesar de no proporcionar mayores detalles sobre el plan, Phillippe, señaló que el plan consta de 60 medidas y entre otras cosas, contempla la posibilidad de establecer más instalaciones para aislar a aquellos presos que muestren signos de radicalización.

Con Reuters y RFI

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.