Saltar al contenido principal

Jordania retira controvertido proyecto de ley fiscal tras semana de protestas

Anuncios

Amán (AFP)

El nuevo primer ministro de Jordania, sometido a la presión de siete días ininterrumpidos de protestas, anunció este jueves su decisión de retirar un controvertido proyecto de ley sobre el impuesto sobre la renta, principal reivindicación de los manifestantes.

Omar al Razzaz había sido nombrado el lunes tras la dimisión de su predecesor y se comprometió "a dialogar con las diferentes partes" para "lograr un sistema fiscal justo para todo el mundo".

"Tras conversaciones con el Parlamento y el Senado (...), se encontró un acuerdo para retirar el proyecto de ley fiscal", declaró a la prensa el recién nombrado primer ministro, que aún no formó su gobierno.

Según él, la retirada y las conversaciones sobre una nueva versión del proyecto tendrán lugar una vez que se haya investido al nuevo ejecutivo. No precisó ninguna fecha.

Jordania, que no tiene recursos naturales y depende ampliamente de las ayudas extranjeras, se comprometió ante el Fondo Monetario Internacional (FMI) a reducir su deuda pública a cambio de un préstamo de varios cientos de millones de dólares.

El proyecto de ley preveía un aumento de entre 5% y 25% de los impuestos para los particulares y gravaba a las personas a partir de un sueldo anual superior a 8.000 dinares (unos 11.500 dólares, 9.700 euros).

Con un desempleo de 18,5%, un 20% de la población bajo el umbral de la pobreza y alzas de precios reiteradas, la reforma fiscal era "la gota que desbordó el vaso", decía a la AFP antes de que se anunciase la retirada del proyecto Fayez Mohamed, un abogado de unos 40 años que se manifestaba junto a sus compañeros de trabajo frente a la sede de los sindicatos en Amán.

- "Calmar los ánimos" -

La dimisión el lunes de Hani Mulqi y el llamamiento del rey Abdalá II a una "revisión completa" del proyecto de ley no habían bastado para disipar los temores de muchos jordanos.

Su principal reivindicación era la retirada pura y dura del texto.

El anuncio del primer ministro es "un mensaje al pueblo jordano para que ponga fin a las manifestaciones", afirmó en rueda de prensa el presidente del Senado, Faysal al Fayez, que llamó a "todo el mundo a calmar los ánimos".

"Queremos devolver (...) el proyecto de ley sobre el impuesto" al gobierno, escribió en Twitter por su parte el presidente del Parlamento Atef al Tarawneh poco antes de medianoche, mientras más de 2.000 manifestantes gritaban su ira en Amán por séptima noche consecutiva.

Se produjeron algunos enfrentamientos entre los manifestantes y las fuerzas del orden, movilizadas en gran número, y un policía resultó herido, según la agencia de prensa oficial Petra.

Suhaib Rabaibai, de 28 años, empleado de una empresa privada de desarrollo, viajó expresamente desde Ajlun, en el norte del país, para manifestarse.

"Los precios no paran de aumentar en todos los productos que un jordano necesita: comida, automóviles, vivienda y telecomunicaciones. Ya no trabajamos para nosotros, sino para pagar al Estado", decía a la AFP.

Desde enero, el país vivió varios aumentos de precios de productos básicos, incluido el pan (+100%), debido a una subida de impuestos. También el precio de los combustibles aumentó cinco veces este año y la factura de electricidad registró un alza de 55% desde febrero.

Algunos de estos aumentos se deben al fin de las subvenciones públicas en el marco de las reformas pedidas por el FMI.

La llegada de cientos de miles de sirios que huyeron de la guerra pesa también en las finanzas públicas, y Amán pide con regularidad a la comunidad internacional mayor ayuda.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.