Saltar al contenido principal

Sin tregua los choques violentos en Nicaragua tras 50 días de protestas

Manifestantes se paran en una barricada durante una protesta contra el gobierno del presidente nicaragüense Daniel Ortega en Nindiri, Nicaragua, el 5 de junio de 2018.
Manifestantes se paran en una barricada durante una protesta contra el gobierno del presidente nicaragüense Daniel Ortega en Nindiri, Nicaragua, el 5 de junio de 2018. Jorge Cabrera / Reuters

En las localidades de Masaya y Chinandega se reportaron las últimas dos muertes tras los violentos enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas policiales en Nicaragua.

Anuncios

Ya son 51 días de protestas continuas en Nicaragua que se originaron para rechazar la reforma que sufrió la Ley de Seguridad Social y que luego se transformaron en una petición de renuncia hacia el presidente, Daniel Ortega.

En ese lapso se han producido 127 muertes y más de 500.000 personas han resultado heridas, de acuerdo con la información suministrada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh).

Las dos últimas víctimas fatales se produjeron durante las manifestaciones desarrolladas el miércoles 6 de junio, en las localidades de Chinandega (135 kms al noroccidente de Managua) y Masaya (26 kms al sur de la capital nicaragüense).

La información sobre los dos nuevos fallecidos fue ofrecida por funcionarios de la Policía Nacional.

Según la información de diversos organismos humanitarios que se encuentran en Nicaragua, los actos violentos han mostrado un mismo patrón: los integrantes de las fuerzas de seguridad atacan a las personas que se encuentran atrincheradas en barrios o en los cierres de las principales vías en encuentros que se tornan fatales.

De igual manera, estos organismos también han denunciado la presencia de efectivos antimotines circulando por las ciudades en camionetas todoterreno lo cual ha causado temor en una parte de la población que prefiere mantenerse en sus casas por temor a que disparen o realicen arrestos.

La acción de los organismos de seguridad ha obligado al levantamiento de barricadas en diversos barrios y comunidades como medida de choque para restablecer el orden.

Pero en vez de menguar, los bloqueos en las principales vías de Nicaragua se han incrementado, en especial hacia las ciudades ubicadas en el Pacífico. También se han observado cierres de vía en barrios de la periferia de Managua.

Reunión con Ortega busca consolidar un cese de la represión

A medida que las manifestaciones se acentúan en la capital de Nicaragua, representantes de la Conferencia Episcopal siguen realizando esfuerzos para conseguir alternativas de solución al conflicto a través del diálogo.

La expectativa se mantiene debido a que durante la tarde del 7 de junio integrantes de la Iglesia se reunirán nuevamente con el presidente, Daniel Ortega, en donde intentarán pedir nuevamente un cese a la represión de los manifestantes.

Muchos aseguran que el encuentro previsto servirá como punto de inflexión para determinar si podría continuar el diálogo en el futuro.

El encuentro entre representantes de la Iglesia y el presidente nicaragüense se daría después del arribo a Managua de los integrantes de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, los cuales viajaron a la ciudad de Washington, Estados Unidos, para denunciar a Daniel Ortega en la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA).

La alianza Cívica por la Justicia y la Democracia está integrada por empresarios, sociedad civil, estudiantes y campesinos y ha sido la oposición al gobierno durante las protestas. En este sentido, sus miembros han insistido en solicitar justicia para las víctimas y la democratización del país que se traduce, para ellos, en la renuncia de Ortega.

Con EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.