Corea del Norte - Aliados

Corea del Norte: un país aislado pero nunca solo

Foto de la Agencia de Noticias Central Coreana (KCNA) de Corea del Norte, tomada el 8 de mayo de 2018 y publicada el 9 de mayo, que muestra al presidente de China, Xi Jinping (Der.), estrechando la mano del líder norcoreano Kim Jong Un (Izq.) en la ciudad china de Dalian.
Foto de la Agencia de Noticias Central Coreana (KCNA) de Corea del Norte, tomada el 8 de mayo de 2018 y publicada el 9 de mayo, que muestra al presidente de China, Xi Jinping (Der.), estrechando la mano del líder norcoreano Kim Jong Un (Izq.) en la ciudad china de Dalian. KCNA VIA KNS / AFP

La dinastía de los Kim pudo mantener a flote su régimen gracias a la ayuda consecuente de China y de otros aliados claves. La política exterior de la nación asiática se resumió hasta hoy en la supervivencia a través de la agresividad.

Anuncios

La guerra de Corea resultó ser una victoria para nadie. Entre 1950 y 1953, se estima que el conflicto entre el norte y el sur, dejó un baño de sangre con más de dos millones de civiles muertos y decenas de miles de soldados. Todo esto para volver al punto de separación entre ambas partes en 1945, el paralelo 38.

Este trágico episodio de la península se dio luego de la ocupación japonesa y fue el primer conflicto directamente vinculado con la Guerra Fría. La China del recién posesionado Mao Zedong ayudó con toda su fuerza a su vecino y aliado norcoreano mientras que los Estados Unidos intervinió masivamente desde el sur. El socio China, rescató a los Kim en sus peores momentos y permitió la longevidad del régimen en Corea de Norte.

Este juego de alianzas definió la estrategia de política exterior de Pyongyang a lo largo de las décadas y sus lineamientos actuales. Por su parte, Rusia siempre tuvo un papel significativo para Norcorea. Además de haberse posicionado ‘naturalmente’ en contra de Estados Unidos en la región después de la Segunda Guerra Mundial, Vladimir Putin busca desde los últimos años acercarse más a Kim Jong-un.

China y sus otros escasos aliados, mantuvieron a Corea del Norte

La relación de Corea del Norte con China es histórica. Desde los primeros siglos de nuestra era, durante los Tres Reinos chinos, el territorio de los Wei incluía bajo su dominio parte de la actual Corea del Norte. Desde entonces, los intercambios no cesaron.

Durante el periodo contemporáneo, fue primero Pyongyang quien socorrió a China durante la “Gran hambruna”, entre 1958 y 1961, que dejó a millones de muertos. En los años 1990, China fue el país que contribuyó más a apaciguar la grave crisis humanitaria que atravesaba a su vez el vecino coreano.

Estos intercambios echaron las bases de una economía alternativa que benefició mucho a Corea del Norte que pudo desarrollarse tímidamente a pesar de las sanciones.

A nivel militar, un trato de amistad firmado entre las dos naciones en 1961 prevé que en caso de un ataque de uno de los países el otro responda automáticamente. China es sin lugar a duda el principal interlocutor para lidiar con Corea del Norte, Beijing está por ejemplo, a favor de la desnuclearización de la península y lo dejó entender en varias ocasiones a los Kim. El pragmatismo de Xi Jinping acerca de las tensiones en la región, es una postura que podría ser decisiva durante las próximas semanas.

Rusia ve en Pyongyang una manera de diversificar sus relaciones

Sin embargo, Kim Jong-Un no realizó su primera visita oficial a China sino a Rusia. El líder norcoreano estuvo en Moscú en mayo de 2015 para conmemorar los setenta años de la victoria de los Aliados en la Segunda Guerra Mundial. La Unión Soviética administró el norte de la Península al salir de este conflicto y dibujó practica e ideológicamente la construcción del régimen actual.

Los acuerdos bilaterales se multiplicaron en la actualidad, signo de que Vladimir Putin ve en Corea del Norte una manera de aplicar su política exterior ‘multipolar’ y diversificar sus relaciones en plenas tensiones con Estados Unidos y la Unión Europea.

Por otro lado, Cuba también es socio de Pyongyang. A parte de la visita del ‘Che Guevara’ al país en 1960 y las afinidades declaradas de Fidel Castro hacia el régimen norcoreano, autoridades de ambos países firmaron varios convenios comerciales, el más reciente fue en 2016. Luego de la muerte del “líder máximo”, Corea del Norte decretó tres días de duelo nacional.

Cabe resaltar que los Kim mantuvieron también lazos diplomáticos con países como Alemania y la India, sin que se conviertieran en socios estratégicos.

Las duras sanciones impuestas por Corea del Sur, Japón, la Unión Europea y Estados Unidos, con la aprobación tácita de China, tras la multiplicación de los ensayos nucleares y balísticos, no tuvieron entonces todos los efectos esperados ya que Pyongyang desde varias décadas supo perpetuarse contra viento y marea.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24