Saltar al contenido principal

Erdogan critica la decisión de Austria de cerrar las mezquitas

Anuncios

Estambul (AFP)

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan criticó duramente este sábado la decisión del canciller austríaco de cerrar varias mezquitas como una ofensiva contra el "islam político", calificando la decisión como anti islámica y prometiendo que habrá una respuesta.

"Estas medidas tomadas por el primer ministro austríaco están, mucho me temo, llevando al mundo hacia una guerra entre los cruzados y la medialuna", declaró Erdogan en un discurso pronunciado en la tarde en Estambul.

La media luna creciente es uno de los símbolos que más se asocia al islam.

El canciller austríaco Sebastian Kurz anunció el viernes la expulsión de decenas de imanes financiados por Turquía y el cierre de siete mezquitas acusadas de tendencias extremistas.

Según Kurz, las "sociedades paralelas, el islam político y la radicalización no tienen lugar en nuestro país".

El presidente turco reaccionó con fuerza.

"Ellos dicen que van a expulsar de Austria a estos religiosos. ¿Ustedes creen que nosotros no vamos a reaccionar si hacen algo así? Esto significa que nosotros tenemos que hacer algo", declaró Erdogan, sin dar más presiones.

El viernes, el portavoz del presidente turco ya había denunciado en Twitter lo que considera el resultado de "una ola de populismo, islamofobia, racismo y discriminación" en Austria.

El anuncio de Kurz, responde a un escándalo provocado por las imágenes, difundidas a principios de año, de niños vestidos de soldados recreando una emblemática batalla otomana de la Primera Guerra Mundial en una mezquita financiada por Turquía.

Cerca de 360.000 personas de origen turco viven en Austria, 117.000 de ellas de nacionalidad turca.

Las relaciones entre Ankara y Viena son particularmente tensas desde la represión posterior al intento de golpe de Estado contra Recep Tayyip Erdogan, en julio de 2016

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.