La guerra de Corea, un conflicto que nunca condujo a la paz

Anuncios

Seúl (AFP)

La cumbre entre Donald Trump y Kim Jong Un relanza la esperanza de que la guerra de Corea tenga un final oficial, después de que el conflicto terminara en 1953 con un armisticio pero sin un tratado de paz.

- ¿Cómo comenzó la guerra de Corea? -

La Unión Soviética declaró la guerra a Japón justo cuando Estados Unidos lanzó las bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki en agosto de 1945 y envió tropas a la península.

Después de que Japón abandonara Corea, tras décadas de ocupación, la península fue dividida en dos zonas: una en el norte que quedó bajo la influencia soviética y una parte sur bajo protección de Estados Unidos, con el paralelo 38 como frontera.

En 1948 se constituye en el norte la República Democrática de Corea, con Kim Il Sung, el abuelo de Kim Jong Un como líder y Pyongyang como capital, y en el sur la República de Corea con Seúl como capital.

Tanto el Estado comunista del norte como el gobierno capitalista del sur afirmaban ser el gobierno legítimo de toda la península.

El 25 de junio de 1950, el Norte invadió el Sur en un intento de Kim Il Sung de reunificar por la fuerza la península.

- ¿Qué pasó después? -

Las tropas de Pyongyang lograron controlar Seúl en tres días.

Un contingente multinacional de la ONU, compuesto principalmente por soldados estadounidenses, viajó para ayudar a Corea del Sur pero fueron repelidos hasta el extremo sur, una zona que se conoció como el perímetro de Pusan.

Una audaz contraofensiva del comandante del contingente de la ONU, el general Douglas MacArthur logró recuperar Seúl, después del exitoso desembarco de Incheon, que logró dividir a las fuerzas de Pyongyang y cambió el curso del conflicto.

Las tropas norcoreanas fueron barridas hasta la frontera con China en octubre y entonces Pekín volvió a cambiar el curso del conflicto enviando a cientos de miles de "voluntarios" para ayudar a su aliado comunista.

Las ofensivas y las contraofensivas se sucedieron y a lo largo del conflicto Seúl cambió cuatro veces de manos. En junio de 1951, la línea de frente se estabilizó en el paralelo 38.

Allí ambos bandos se reunieron para negociar un armisticio.

- ¿Cómo terminaron los combates? -

Después de dos años de conversaciones que incluyeron 158 reuniones, se firmó un acuerdo de cese al fuego el 27 de julio de 1953 entre Corea del Norte y sus "voluntarios chinos", y el mando de la ONU liderado por Estados Unidos.

Pero el presidente surcoreano Syngman Rhee, que seguía buscando una reunificación bajo la égida de Seúl, se negó a firmarlo.

El conflicto dejó cerca de tres millones de coreanos muertos y 37.000 estadounidenses. Las bajas por parte de China están estimadas entre 180.000 y 400.000.

El armisticio estableció un mecanismo para el intercambio de prisioneros y la creación de la Zona Desmilitarizada, un área tapón de cuatro kilómetros de ancho y 241 km de largo que divide la península.

- ¿Por qué no hay un tratado de paz? -

Durante décadas han continuado los incidentes y escaramuzas entre las dos Coreas en la frontera.

Los líderes de ambos países se comprometieron a buscar un tratado después de la histórica cumbre de abril, pero la cuestión de las armas nucleares de Corea del Norte sigue proyectando dudas y posibles complicaciones.

Tanto Pyongyang como Seúl siguen reclamando la soberanía de toda la península y un tratado formal implicaría el reconocimiento mutuo del otro, algo que ninguno de los bandos ha estado dispuesto a aceptar hasta ahora.

Pekín, como uno de los firmantes del armisticio, ha advertido que cualquier declaración de un fin de la guerra sin su participación no tendrá validez.

La naturaleza ambigua del conflicto original es otra complicación. Debido a que ni Corea del Norte ni Corea del Sur reconocían la existencia del otro, no hubo una declaración oficial de guerra.

Estados Unidos se ha referido a su intervención como una "acción policial" y la ONU calificó la invasión de Corea del Norte como un "quebrantamiento de la paz"