Saltar al contenido principal

Con el número de muertos también aumenta la expectativa ante el diálogo en Nicaragua

Familiares y amigos le dan el último adiós a Chester Chavarría, el joven que fue asesinado este jueves en Managua. Nicaragua. 9 de junio de 2018.
Familiares y amigos le dan el último adiós a Chester Chavarría, el joven que fue asesinado este jueves en Managua. Nicaragua. 9 de junio de 2018. Jorge Cabrera / Reuters

Con la muerte de un niño de 12 años se eleva a 135 la cifra de fallecidos durante los violentos enfrentamientos y protestas en Nicaragua.

Anuncios

Nuevos enfrentamientos se presentaron la tarde de este sábado en Masaya, donde una camioneta y una motocicleta fueron calcinadas. La violencia también llegó hasta Jinotega donde la noche de este viernes un niño de 12 años perdió la vida y al menos 20 personas resultaron heridas de bala, según afirmó la Arquidiócesis de esa ciudad ubicada a 163 kilómetros al norte de Managua, agregando que el hecho se presentó cuando desconocidos a bordo de una camioneta dispararon contra manifestantes.

Una serie de ataques similares, según los pobladores, se presentó en horas de la madrugada en municipios como Ciudad Sandino y Ticuantepe, lo que provocó que la ciudadanía levantara nuevas barricadas para evitar el paso de vehículos con hombres armados. A 50 kilómetros del norte de la capital del país, manifestantes denunciaron que una camioneta del gobierno fue sorprendida portando un ataúd que contenía armas.

Otra de las muertes más recientes es la de Chester Javier Chavarría, de 19 años, quien recibió un disparo este jueves cuando se encontraba en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua. Familiares y amigos del joven se reunieron hoy en Managua para darle el último adiós.

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), indicó que solo hasta este viernes, al menos 135 personas han perdido la vida desde el pasado 18 de abril cuando iniciaron las protestas contra el gobierno del presidente Daniel Ortega, a quien dicha organización hace responsable de cada una de las muertes, incluyendo la de un periodista, al menos tres policías y varios menores de edad.

El diálogo nacional en Nicaragua continúa en punta

Con el número de muertos, también crece la presión hacia el presidente Daniel Ortega y la expectativa entre los ciudadanos por un acuerdo luego de que el mandatario pidiera tiempo a la Conferencia Episcopal para reflexionar sobre una propuesta de "democratización" presentada por los obispos a través de una carta que busca reanudar el diálogo que fue suspendido luego de que el sector privado, la sociedad civil, estudiantes y campesinos plantearan la celebración de elecciones para terminar con la crisis, y que fue vista por el Gobierno como un “golpe de Estado”.

La crisis en Nicaragua también preocupa a gobiernos extranjeros

El Gobierno de Estados Unidos instó a sus ciudadanos evitar viajar a Nicaragua debido a la escalada de violencia en la que se presentan “crímenes, disturbios civiles y la disponibilidad limitada de atención médica”. También ordenó la salida de familiares de los diplomáticos. El Departamento de Estado emitió un comunicado en el que responsabiliza al Gobierno nicaragüense de los asesinatos provocados en el país calificando a los autores materiales como “matones vestidos de civil”.

Por su parte, Costa Rica anunció a través de su Cancillería que brindará atención consular prioritaria a sus ciudadanos radicados en Nicaragua ante cualquier situación de emergencia al tiempo que les planteó la posibilidad de regresar a su país. Agregó que se estará brindando orientación y acompañamiento a las personas que se han visto afectadas por las manifestaciones.

Con EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.