Estados Unidos

Sessions: "Víctimas de abuso doméstico no califican para asilo en Estados Unidos"

El fiscal general de EE. UU., Jeff Sessions, en Washington, el 13 de mayo de 2018.
El fiscal general de EE. UU., Jeff Sessions, en Washington, el 13 de mayo de 2018. Joshua Roberts / Reuters

Las personas que huyen de la violencia doméstica o de pandillas no califican para el asilo en Estados Unidos, así lo expresó el fiscal general estadounidense, Jeff Sessions, que anuló una decisión anterior de la junta de inmigración.

Anuncios

Sessions anuló un permiso de asilo que beneficiaba a una salvadoreña por haber sido violada y golpeada por su exmarido.

La decisión podría tener un amplio impacto en los inmigrantes que buscan refugio en Estados Unidos, huyendo de la violencia en sus países de origen. El fallo de Sessions llegó por su intervención personal en el caso, después de que la mujer ganara en una junta de apelaciones de inmigración para revocar la negativa de la petición de asilo.

Sessions aseguró que los inmigrantes indocumentados abusan del sistema actual. "El sistema de asilo está siendo abusado en detrimento del Estado de derecho, las políticas públicas sensatas y la seguridad pública, y en detrimento de la gente con reclamaciones justas", afirmó Sessions en un discurso ante jueces especializados en asuntos migratorios en Washington.

Bajo la actual legislación, los extranjeros pueden acogerse a la solicitud de asilo si llegan al país y prueban que son perseguidos en sus naciones de procedencia por raza, religión, nacionalidad, pertenecer a un particular grupo social o tener una determinada opinión política.

"Decir unas pocas palabras - reclamando miedo al regreso - está transformando un proceso de arresto por entrada ilegal e inmediata devolución en un prolongado proceso legal, donde un extranjero puede ser liberado de custodia en Estados Unidos y posiblemente nunca aparecer en una audiencia de inmigración", dijo Sessions.

De hecho, remarcó que las peticiones "ilegítimas" son tantas que "han enterrado" las legítimas. Sin embargo, el fiscal no ha ofreció detalles sobre las nuevas exigencias ni cuándo entrarán en vigor.

En 2016, el último año con datos oficiales, Estados Unidos otorgó asilo político a 20.455 personas, la mayor parte procedente de China, El Salvador y Guatemala.

Con EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24