Saltar al contenido principal

Italia y Malta rechazan acoger a más de 600 inmigrantes rescatados en el Mediterráneo

Foto de archivo del barco Aquarium, de la ONG SOS Méditerranée, en la isla italiana de Sicilia.
Foto de archivo del barco Aquarium, de la ONG SOS Méditerranée, en la isla italiana de Sicilia. Antonio Parrinello / Reuters

Tanto Italia como Malta se negaron a acoger a 629 inmigrantes que fueron rescatados por la ONG SOS Méditerranée. Las autoridades italianas enviaron médicos a asistir a los viajeros que se encuentran en el barco 'Aquarium'.

Anuncios

Las autoridades italianas prohibieron el desembarco de 629 inmigrantes que fueron rescatados en el Mar Mediterráneo. Los viajeros se encuentran a bordo de la embarcación Aquarium, perteneciente a la ONG SOS Méditerranée.

El ministro de Interior Matteo Salvini no permitió el desembarco en las costas italianas y envió una carta a las autoridades maltesas para que se encargaran del asunto.

Por su parte, el presidente del Gobierno italiano, Giuseppe Conte, ordenó enviar dos embarcaciones médicas para atender a los inmigrantes e informó que se comunicó con su homólogo maltés, Joseph Muscat, quien, de acuerdo con Conte, no mostró ningún signo de compromiso para ayudar a los viajeros.

"Se confirma la falta de disponibilidad de Malta, y por tanto de Europa, a intervenir y hacerse cargo de la emergencia", señaló el presidente italiano.

Posteriormente, Muscat anunció que su país tampoco permitirá el desembarco y acusó a Italia de romper las reglas internacionales.

A través de su cuenta de Twitter expuso que "Malta está respetando sus obligaciones internacionales no dejando entrar al barco en sus puertos y que continuará, en lo posible, efectuando las evacuaciones médicas individuales en situaciones de emergencia".

De igual forma, indicó que se encuentra preocupado por las órdenes que entregaron las autoridades italianas a la embarcación.

"Manifiestamente van contra las reglas internacionales y están poniendo en riesgo y creando una situación peligrosa a todos los que están implicados", indicó.

La mano dura de Matteo Salvini contra la inmigración

El episodio se presenta luego de que, la semana pasada, las autoridades maltesas impidieran el desembarco de 232 inmigrantes, rescatados por la ONG alemana Sea Watch, por lo que los viajeros tuvieron que permanecer cuatro días en el mar.

Fue entonces cuando Italia tuvo que aceptar acogerlos en el puerto de Reggio Calabria. En esa ocasión, Salvini prometió que la situación no se repetiría.

Por ello, este domingo, Salvini, junto con el ministro de Infraestructuras y Transportes, Danilo Toninelli, emitió un comunicado en el que indicó que la Guardia Costera italiana pidió "reiteradamente a las autoridades de La Valeta para que, por primera vez desde hace mucho tiempo, Malta asumiera sus responsabilidades".

De igual forma, señaló que "es nuestra intención que responda oficialmente a nuestra petición de apertura de sus puertos para poner a salvo a cientos de náufragos presentes en el 'Aquarius'".

Salvini y Toninelli denunciaron además que el Gobierno maltés "no puede continuar mirando para otro lado cuando se trata de respetar precisas convenciones internacionales en materia de salvaguardia de la vida humana y de cooperación entre Estados".

Con información de EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.