Saltar al contenido principal

Iñaki Urdangarín, cuñado del rey Felipe VI de España, a un paso de la cárcel

Udangarín cuenta con un recurso de amparo al Tribunal Constitucional como única vía para retrasar su ingreso a prisión.
Udangarín cuenta con un recurso de amparo al Tribunal Constitucional como única vía para retrasar su ingreso a prisión. Enrique Calvo / Reuters

Iñaki Urdangarín fue condenado por el Tribunal Supremo Español a cinco años de prisión por el desvío de varios millones de euros de dinero público a una fundación sin ánimo de lucro. La Casa del Rey expresó respeto por la decisión.

Anuncios

El Tribunal Supremo español condenó este 12 de junio a Iñaki Urdangarín, cuñado del rey Felipe VI, a cinco años y diez meses de prisión; una leve reducción de la sentencia inicial de seis años y tres meses dictada en 2017.

La condena a Urdangarín se da por malversación, prevaricación, fraude a la Administración, dos delitos fiscales y tráfico de influencias, en un proceso conocido como el ‘Caso Noos’, en el que se descubrió el desvío de seis millones de euros de dineros públicos al Insituto Noos, una organización sin ánimo de lucro dirigida por el cuñado del monarca y su socio, Diego Torres, a quien el tribunal condenó a cinco años y ocho meses de prisión.

Tras la decisión del tribunal, la Casa del Rey Felipe VI, ha reafirmado su “respeto absoluto a la independencia del poder judicial” en este caso.

La pena impuesta por el Supremo pone a un paso de la cárcel a Udangarín, con un recurso de amparo al Tribunal Constitucional como única vía para retrasar su ingreso a prisión.

Sin embargo, es poco probable que este recurso prospere, pues el tribunal decide si suspende o no provisionalmente la entrada a prisión de un acusado con sentencias menores a cinco años.

De no obtener este recurso, Urdangarín se convertiría en el primer familiar de un rey de España en entrar a la cárcel.

El ‘caso Noos’ sacudió los cimientos de la Corona española

El ‘caso Noos’ es una trama de desvío de fondos públicos que llegó a los Tribunales en 2010, y que involucró a Iñaki Udangarín, esposo de la Infanta Cristina de Borbón, y su socio, Diego Torres, entre otros directivos del Instituto Noos.
Las actividades delictivas se habrían ejecutado a través de este instituto, así como a través de una red de empresas asociadas, entre ellas, una de la cual la infanta tenía un 50 % de participación. En el 2017, la infanta Cristina fue absuelta en este caso.

Este escándalo de corrupción sacudió los cimientos de la Corona española y puso en jaque la credibilidad de esta Institución. E igualmente, marcó una división en la Familia Real.

En 2015, el Rey Felipe VI, tomó la decisión de retirar el título de Duques de Palma al matrimonio Urdangarín.

Un año antes, al acceder al trono tras la abdicación de su padre, Juan Carlos I, el rey se vio obligado a imponer un estricto código de conducta para los miembros de la familia real, en el cual se les prohíbe trabajar para empresas privadas y aceptar regalos que por su “alto valor económico, finalidad o interés comercial o publicitario, o por la propia naturaleza del obsequio, puedan comprometer la dignidad de las funciones que tengan atribuidas”.

Con EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.