Saltar al contenido principal

Esta es la versión de Putin sobre su cumbre con Donald Trump en Helsinki

El presidente ruso, Vladimir Putin, escucha mientras el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, habla durante su conferencia de prensa en Helsinki, Finlandia, el 16 de julio de 2018.
El presidente ruso, Vladimir Putin, escucha mientras el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, habla durante su conferencia de prensa en Helsinki, Finlandia, el 16 de julio de 2018. Kevin Lamarque / Reuters

Para el Gobierno de Vladímir Putin el encuentro con el mandatario estadounidense, Donald Trump, en Helsinki, fue el primer paso rumbo al deshielo de las tensas relaciones bilaterales.

Anuncios

Tras el primer encuentro cara a cara entre Donald Trump y Vladímir Putin, en Finlandia, el jefe del Kremlin hizo un balance positivo de la cumbre que dejó varios titulares y ningún acuerdo concreto.

Hablando para el 'Canal 1' de la televisión rusa, Putin aseguró que: "no tenía mayores expectativas, pues era nuestra primera reunión con contenido. Y, a mi parecer, debía de tener carácter preparatorio para, luego, en futuros contactos hablar más concretamente".

Sin embargo, su opinión cambió en el curso de la jornada, que según él “ocurrió de otro modo” diferente a lo planeado. Explicó que “la conversación fue realmente sustanciosa y se desarrolló en un ambiente de socios".

Putin incluso encontró expresiones de elogio hacia su homólogo estadounidense. Dijo que es una "persona muy cualificada, que está en el tema, que escucha y atiende argumentos y que en algunos asuntos se mantiene en su opinión".

A partir de las declaraciones del líder de 65 años, que cursa ya su tercer período al frente de la Federación Rusa, otros políticos se adhirieron a la idea de un evento victorioso el pasado lunes 16 de julio.

Y en la misma línea informaron medios de comunicación locales que titularon las noticias de la cumbre como un triunfo de Putin, en su objetivo de acabar con la insistencia de occidente de tratar a Rusia como paria.

"No es un mal resultado para (...) dos países que regularmente se enfrentan"

El periódico estatal 'Rossiisskaya Gazeta' publicó un informe titulado: "Los intentos de Occidente de aislar a Rusia fracasaron".

Mientras tanto, sobre la relación entre las potencias, el tabloide 'Védomosti' dijo en su editorial que “no parece el comienzo de una maravillosa amistad, pero la reunión no dio motivos para el agravamiento" y que el final "no es un mal resultado para una cumbre de los presidentes de dos países que regularmente se enfrentan".

Por otro lado, el periódico 'Kommersant' tituló "Desacuerdos pacíficos" y resaltó que "no se adoptó una declaración conjunta al término de la conversaciones".

El encuentro Putin - Trump, "mucho ruido y pocas nueces"

La politóloga rusa Lilia Shevtsova, crítica de las políticas del Kremlin escribió en su blog que la primera reunión formal entre Putin y Trump "ni siquiera puede calificarse de acontecimiento", pues fue un "encuentro de líderes de Estado que no tienen relaciones plenas" y, por tanto, "no puede cambiar nada en las relaciones”.

La académica calificó el encuentro como un encuentro de "Mucho ruido y pocas nueces"; opinión que no solo es ampliamente compartida sino que también empeora cuando el panorama se ve desde Estados Unidos.

Y es que ya de vuelta en la nación norteamericana, Donald Trump se enfrentó a una lluvia de críticas que vienen incluso de su propio partido.

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano, Paul Ryan mantuvo la acostumbrada postura defensiva hacia Rusia. En declaraciones para medios de comunicación aseveró que “Vladímir Putin no comparte nuestros intereses. Putin no comparte nuestros valores”.

“Acabamos de llevar a cabo una investigación de un año sobre la interferencia de Rusia en nuestras elecciones. Interfirieron en las elecciones. Es muy claro que no debería haber ninguna duda al respecto”, dijo Ryan.

Sin embargo, Ryan se cuidó en aclarar que dicha interferencia no tuvo un efecto material en el resultado, que benefició al actual mandatario.

Me expresé mal (...) Quise decir que no veo razón por la que Rusia no estuviese detrás

Donald Trump

Entre tanto, la prensa occidental fue ruda con Trump por decir al final de su reunión que creía en la palabra de Putin, en lo relacionado con la supuesta intervención en los comicios de 2016.

Su afirmación puso la versión rusa en contrapeso con las investigaciones de los servicios de inteligencia norteamericanos lo que causó la protesta del director nacional de Inteligencia, Dan Coats, quien recalcó que “hemos sido claros en nuestras evaluaciones de la intromisión rusa en las elecciones de 2016”.

Este 17 de julio, un día después de la reunión en Helsinki, el presidente Trump dijo que "se expresó mal" y aclaró que acepta "las conclusiones" de sus agencias de inteligencia las cuales sostienen que Rusia sí interfirió en el proceso electoral.

"Me expresé mal (...) Quise decir que no veo razón por la que Rusia no estuviese detrás", indicó Trump en unas declaraciones en la Casa Blanca luego de la avalancha de críticas al regresar a su país.

Con Reuters y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.