Saltar al contenido principal

Tras un agotador periplo, los migrantes del "Aquarius" llegan a puerto en España

Anuncios

Valencia (España) (AFP)

El agotador periplo por el Mediterráneo llega a su fin. Los 630 migrantes rescatados hace una semana por el buque "Aquarius" comenzaron a desembarcar este domingo en España, que los acoge por razones humanitarias, en medio de tensiones diplomáticas en la UE por la cuestión migratoria.

Con las primeras luces de la mañana, un primer navío con 274 de ellos, el "Dattilo" de la Guardia Costera italiana, ingresó al puerto de Valencia (este) hacia las 04H30 GMT, constató un periodista de AFP. Momentos después atracó y se escucharon aplausos en el barco.

Los otros dos barcos de la flotilla, el "Aquarius" y el navío italiano "Orione", deben llegar de forma escalonada desde este momento hasta las 10H00 GMT, para facilitar la labor del amplio dispositivo de más de 2.000 personas para acogerlos.

Personal con monos blancos, guantes y mascarillas subió al "Dattilo" para una primera inspección médica y luego comenzaron a descender los primeros migrantes, según mostraron imágenes de la Policía Nacional.

La operación es observada desde una distancia de 200 metros por los periodistas, sin acceso al área de desembarco ni a los migrantes. Tampoco se espera la presencia de autoridades, para respetar la privacidad de los migrantes.

Rescatados por el "Aquarius" en la noche del 9 al 10 de junio frente a Libia, se trata en total de 450 hombres adultos y 80 mujeres -al menos siete embarazadas-, 11 niños menores de 13 años y 89 adolescentes también menores.

Son de 26 países, principalmente africanos, y los esperan en Valencia unos 470 traductores.

Ante la negativa del gobierno italiano, conformado en parte por la extrema derecha de la Liga, de permitir atracar al "Aquarius", el nuevo ejecutivo español del socialista Pedro Sánchez ofreció Valencia para "evitar una catástrofe humanitaria"

También fue un gesto "político", según su gobierno, tendiente a impulsar una respuesta común europea frente a la migración.

Una enorme pancarta que dice "Bienvenidas a vuestra casa" -guiño al movimiento feminista- en varios idiomas, incluido el árabe, los recibe en el puerto de Valencia.

- Solidaridad en España -

El rechazo italiano al "Aquarius" -fletado por la oenegé francesa SOS Méditerranée y Médicos Sin Fronteras (MSF)- sumió a Europa en una nueva disputa política y generó incluso una crisis diplomática entre París y Roma.

El gobierno italiano se reafirmó el sábado, en voz de su ministro del Interior, Matteo Salvini, quien volvió a prohibir el acceso a los puertos de la península a buques de las oenegés, lo que podría acentuar las tensiones europeas.

En España, en cambio, han surgido expresiones de solidaridad, tanto a nivel de regiones que se han ofrecido a recibir parte de los migrantes, como a nivel de los ciudadanos.

"La gente ha estado llamando bastante, se ofrecen para colaborar, para lo que sea, para servir de traductores, otros ofrecen sus casas para recibir a los migrantes", señaló a la AFP Johnson Tamayo, un voluntario de Cruz Roja.

La operación de desembarco se espera que lleve buena parte del día.

"Lo que buscamos es la máxima comodidad para los migrantes y agilidad, es la primera vez que atendemos una sola llegada con estos números" en España, dijo un representante de Cruz Roja, Íñigo Vila, en un centro de prensa habilitado en el puerto, donde hay acreditados más de 600 reporteros.

Los migrantes serán entrevistados uno a uno para saber si son susceptibles de protección, aunque España ha advertido que aquellos que sean inmigrantes económicos pueden ser expulsados.

Los que cumplan los protocolos y así lo deseen, podrán ir a Francia, anunció Madrid, y Pedro Sánchez agradeció al presidente francés, Emmanuel Macron, el gesto, hecho, a su juicio, en "el marco de cooperación con el que Europa debe dar respuesta, en un espíritu de solidaridad europea con contenido real" a la cuestión migratoria.

Acogiendo al "Aquarius", Sánchez marcó diferencias con el anterior gobierno del conservador Mariano Rajoy, criticado por oenegés por su política migratoria.

Actualmente, España es la tercera vía marítima de entrada de inmigrantes irregulares a la Unión Europea (UE), por detrás de Italia y Grecia, con 9.315 en lo que va de año, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Sólo entre viernes y sábado casi 1.000 personas fueron rescatadas en precarias embarcaciones mientras trataban de alcanzar las costas españolas.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.