Saltar al contenido principal

Nicaragua: Gobierno lanza ofensiva para recuperar el control de Masaya

Los manifestantes se refugian en una barricada durante una protesta contra el gobierno del presidente nicaragüense Daniel Ortega en Masaya, Nicaragua. 19 de junio de 2018.
Los manifestantes se refugian en una barricada durante una protesta contra el gobierno del presidente nicaragüense Daniel Ortega en Masaya, Nicaragua. 19 de junio de 2018. Andrés Martínez Casares / Reuters

Las fuerzas gubernamentales lanzaron un operativo para retomar el control de la ciudad de Masaya, donde se lideran las revueltas contra el presidente Daniel Ortega. El ataque deja al menos cinco muertos y centenares de heridos.

Anuncios

El intenso operativo policial inició en la localidad de Ticuantepe, a 14 kilómetros de Masaya, donde las tropas sacaron la primera barricada establecida por los manifestantes en el camino que conecta a las dos ciudades.

En Masaya, detrás de trincheras, armados con hondas y morteros caseros, los pobladores aguardaron la llegada de los policías antimotines desatando un enfrentamiento que deja al menos cinco muertos y un centenar de heridos.

La creciente ola de protestas contra Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, comenzaron el pasado 18 de abril por las fallidas reformas a la seguridad social y que, tras la derogación de la misma por parte del Gobierno, se convirtieron en un reclamo para exigir la dimisión del mandatario que ya cumple once años en el poder.

A través de su cuenta de Twitter, el secretario general de la Organización de los Estados Americanos, Luis Almagro, condenó los ataques en Masaya y las ciudades cercanas.

Carlos Trujillo, embajador de Estados Unidos ante la OEA, llegó a Managua para "ver de primera mano la realidad de lo que está sucediendo en Nicaragua". Trujillo se reunirá con diferentes sectores sociales antes de la sesión extraordinaria del Consejo Permanente sobre Nicaragua donde la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) dará a conocer los hallazgos y recomendaciones sobre la crisis del país tras su visita en mayo.

"Queremos pacificar el país y que haya paz en Nicaragua", declaró el diplomático luego de un encuentro con representantes de la Alianza por la Justicia y la Democracia conformado por universitarios, empresarios, sociedad civil y campesinos.

La continuidad del diálogo para poner fin a dos meses de crisis política en el país centroamericano es incierta luego de que la Conferencia Episcopal, que actúa como mediadora, lo suspendiera el lunes 18 de junio hasta que el Gobierno nacional incorpore en las conversaciones a organismos internacionales de derechos humanos.

Con EFE y Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.