Saltar al contenido principal

Hungría y Austria definen una postura común antes de las cumbres europeas

Anuncios

Budapest (AFP)

El primer ministro austriaco, el conservador Sebastian Kurz, será recibido este jueves por su homólogo húngaro, Viktor Orban, en una cumbre de países centroeruopeos favorables a una línea dura con la migración, días antes de unas reuniones en Bruselas sobre este divisivo tema.

El dirigente austriaco, que formó a finales de 2017 un gobierno con la extrema derecha, fue especialmente invitado por el grupo de Visegrado, que reúne a Hungría, Polonia, la República Checa y Eslovaquia, que, al igual que Viena, mantiene una política sin concesiones en materia migratoria.

La reunión "se centrará en la protección de las fronteras exteriores, especialmente en el refuerzo de [la agencia europea] Frontex y las medidas a tomar contra la inmigración ilegal a través de Albania", precisó la cancillería austriaca.

La cumbre, en Budapest, tiene lugar tres días antes de una minicumbre europea sobre migración, anunciada el miércoles por el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, tras la crisis del "Aquarius".

El episodio de ese barco con 630 migrantes a bordo al que Italia cerró sus puertas, denunciando una falta de solidaridad de sus vecinos de la Unión Europea (UE), puso en primer plano la necesidad de encontrar una respuesta europea común a la cuestión migratoria.

También se prevé que sea el tema central del Consejo Europeo de los días 28 y 29 de junio. De cara a la cita, los socios bávaros de la CSU de la canciller alemana, Angela Merkel, la desafiaron a lograr un endurecimiento de la política migratoria de la UE.

La reunión de Budapest de este jueves debe permitir a los países de Visegrado y a Austria subrayar su postura común en esta materia.

- "Nueva dinámica" -

Viktor Orban, punta de lanza de la línea más intransigente en migración, erigió en 2015 una barrera antimigrantes a lo largo de varios cientos de kilómetros en la frontera con Serbia y Croacia, y los representantes de la extrema derecha de todo el mundo suelen citarlo como modelo.

Dos meses después de lograr una cómoda reelección, la mayoría nacional-conservadora del Parlamento húngaro dio un nuevo giro de tuerca contra la migración el miércoles, con un paquete de leyes que penalizan la ayuda a los migrantes sea penable y al inscribir "la defensa de la cultura cristiana" en la Constitución.

Hungría, que como sus vecinos del grupo de Visegrado se opone a las cuotas obligatorias de reubicación de migrantes que Bruselas intenta, en vano, imponer desde hace dos años, también declaró tal medida inconstitucional.

Kurz, quien presume de haber sido uno de los primeros en cerrar la "Ruta de los Balcanes" a los migrantes a principios de 2016, cuando era ministro de Relaciones Exteriores, celebró la "nueva dinámica" surgida en Europa en cuestión migratoria.

El miércoles recibió el respaldo de sus aliados bávaros de la CSU, con quienes formó a principios de junio un controvertido "eje" antiinmigración al lado de Italia, y criticó la política iniciada por Merkel de tender una mano a los migrantes.

Aquellos que abrieron las fronteras en 2015 "son responsables del hecho de que tengamos controles fronterizos entre Austria y Baviera, entre Austria y Hungría, entre Austria e Italia, y que la situación pueda empeorar aún más", dijo.

Kurz, quien según la prensa participará en la minicumbre europea del domingo junto al menos otros nueve dirigentes --entre ellos Merkel; el presidente francés, Emmanuel Macron; y el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez-- se ha mostrado prudente sobre las probabilidades de lograr avances concretos en el seno de la UE próximamente.

"Estamos en la buena dirección", consideró. Pero quizás haya que esperar a la cumbre europea informal que organizará en septiembre Austria --país que ostentará la presidencia de turno del Consejo de la UE desde el 1 de julio-- sobre esta cuestión para alcanzar una "solución" común, considerando lo divergentes que son las opiniones, consideró Kurz.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.