Sepultan a 172 indígenas masacradas por ejército en la guerra en Guatemala

Anuncios

San Juan Comalapa (Guatemala) (AFP)

Las osamentas exhumadas de 172 guatemaltecos masacrados por el ejército fueron sepultadas este jueves en un pueblo indígena al oeste del país, en medio de denuncias de genocidio durante la guerra civil (1960-1996).

Los pequeños osarios fueron colocados en mausoleos de granito en un lugar donde funcionó el destacamento militar de San Juan Comalapa, 35 km al oeste de la capital, donde asesinaron y enterraron en fosas comunes a cientos de indígenas a principios de la década de los 80.

Cientos de indígenas acompañaron el cortejo fúnebre desde un salón comunal donde fueron velados los restos hasta el desaparecido cuartel militar del poblado.

La caminata iba encabezada por un gran cartel negro con la leyenda "Sí hubo genocidio", en letras blancas.

Rosalina Tuyuc, líder indígena y fundadora de la Coordinadora Nacional de Viudas en Guatemala (Conavigua), insistió en que en esta nación centroamericana se cometió genocidio contra la población indígena durante la guerra.

Tuyuc dijo a la AFP que en ese cuartel fueron ejecutados y desaparecidos cientos de indígenas de Comalapa y otros pueblos aledaños, pues fue un centro de "tortura y masacres".

Las osamentas fueron trasladadas en caravana el miércoles desde la capital a San Juan Comalapa para ser veladas y sepultadas.

En total fueron exhumadas 220 osamentas y solo 48 fueron identificadas con pruebas de ADN y entregadas a sus familiares.

Las restantes 172 fueron sepultadas sin identificar.

Los trabajos de exhumación de las osamentas se realizaron entre 2003 y 2005, previo a un proceso de identificación por medio de ADN.

Durante los 36 años de guerra hubo 200.000 muertos y desaparecidos, según un informe sobre el conflicto armado elaborado por la ONU y presentado en 1999.

El documento también reveló que 93% de las violaciones a los derechos humanos fueron cometidos por las fuerzas del Estado y reconoció que hubo genocidio contra poblaciones indígenas mayas, aunque la cúpula militar niega esa versión.