Saltar al contenido principal

Tras ocho años de austeridad, Grecia se salvó pero salió empobrecida

Grecia, cuya economía volvió a crecer en 2017 tras nueve años consecutivos de recesión, estaba bajo la tutela de la llamada troika formada por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).
Grecia, cuya economía volvió a crecer en 2017 tras nueve años consecutivos de recesión, estaba bajo la tutela de la llamada troika formada por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI). Kostas Tsironis / Reuters

En la noche del 21 de junio, los ministros de Finanzas de la zona euro se pusieron de acuerdo sobre el formato de la salida de Grecia de los programas de ayuda de los que es beneficiario desde hace ocho años.

Anuncios

"La crisis griega termina aquí, esta noche. Este es un momento histórico", dijo el comisario de Asuntos Económicos de la UE, Pierre Moscovici. Los ministros de Finanzas de la zona euro aprobaron un pago de quince mil millones de euros a Grecia, que marca el final de una larga serie. Este es el último de los desembolsos realizados a Grecia desde mayo de 2010, fecha del primero de tres planes consecutivos de asistencia financiera.

En principio, el gobierno heleno ha efectuado todos los ajustes y recortes impuestos por los acreedores y ha prometido una salida limpia a los mercados internacionales.

Sin embargo, los griegos no tienen muchas esperanzas. Después de 8 años de crisis, están muy insatisfechos: ahora pagan más impuestos y posiblemente se recortarán todavía más las jubilaciones a partir del año que viene para poder mantener los superávits primarios exigidos.

Rescates por 273.000 millones de euros

Los griegos habrán visto a la Unión Europea y al Fondo Monetario Internacional (FMI) desembolsar un total de 273.000 millones de euros. Al acordar el último pago, los ministros de Finanzas de la eurozona respaldan la tan esperada salida de Grecia de los programas de ayuda financiera.

La promesa de terminar con la austeridad de Alexis Tsipras no se ha cumplido. Los acreedores han dejado claro que seguirán muy de cerca la situación griega para impedir incumplimientos y presionar para que haya inversiones y privatizaciones. Según ellos, esto contribuiría al crecimiento económico.

Grecia terminará su tercer rescate económico el 20 de agosto

El 20 de agosto, Grecia finalmente saldrá de la supervisión financiera vinculada a estos programas. A cambio, tuvo que hacer reformas profundas como el IVA, las pensiones o los sueldos de los funcionarios. Dado el nivel astronómico de la deuda pública, que está en el 178% del PIB.

Bajo la presión de los alemanes, algunas medidas de alivio de la deuda seguirán condicionadas a la continuación de las últimas reformas, algunas de las cuales se extenderán durante varios meses. De hecho, hasta 2022, Atenas estará bajo una vigilancia nunca antes vista por los europeos, mucho más estricta que las implementadas en el pasado para Portugal, Chipre o Irlanda.

"Este marco reforzado de seguimiento posterior al programa era necesario, pero no habrá ningún programa disfrazado", insistió Pierre Moscovici. "Rindo homenaje al pueblo griego por su resiliencia y compromiso. Sus esfuerzos no han sido en vano ", twitteó de su lado el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.