Saltar al contenido principal

Italia y Malta dicen "no" al barco de migrantes Lifeline con más de 200 personas a bordo

Los migrantes se ven en la cubierta del bote de rescate de la ONG alemana, Lifeline, en el Mar Mediterráneo, el 21 de junio de 2018.
Los migrantes se ven en la cubierta del bote de rescate de la ONG alemana, Lifeline, en el Mar Mediterráneo, el 21 de junio de 2018. Hermine Poschmann / Reuters

Nuevo drama en el Mar Mediterráneo: un barco con más de 200 migrantes está a la espera de un puerto para atracar.

ANUNCIOS

Esta vez, un barco de la ONG alemana, Lifeline, se encuentra varado en el mar con alrededor de 224 personas rescatadas a bordo, a la espera de que algún país le permita atracar. Sin embargo, las autoridades maltesas e italianas han expresado rápidamente su negativa de hacerse cargo de la embarcación.

El ministro de infraestructura y transporte de Italia, Danilo Toninelli, aseguró que tanto las autoridades italianas como la Agencia Europea de Control de Fronteras (Frontex) han explicado al Gobierno de Joseph Muscat, que la costa más cercana es la de Malta y no la de Italia.

“Europa debe intervenir para remediar esta inhumanidad de Malta”, dijo Toninelli.

Las críticas de Toninelli a Malta no distan de las acusaciones hechas por Francia durante la pasada crisis de la embarcación Aquarius, cuando más de 600 migrantes fueron rescatados por la ONG francesa SOS Mediterranée y esperaban ser recibidos por el puerto más cercano, en este caso, italiano.

Por su parte, el ministro de interior de Malta, Michael Farrugia, respondió en un comunicado que el ministro italiano debía “ceñirse a los hechos”.

Malta afirma que no puede hacerse cargo de la “irresponsabilidad de un barco” que navega con sobrecarga, ya que tiene una capacidad de 50 personas, y agrega que el barco debe ser atendido por el país que lleva como bandera la embarcación, en este caso Países Bajos.

El país insular se limitará a “controlar” y a “proporcionar asistencia en casos médicos urgentes y cualquier suministro si es necesario”, concluye el documento escrito.

"No podemos recibir a un solo refugiado más"

Matteo Salvini, ministro del Interior y líder de la coalición de extrema derecha de Italia, ha sido tajante en la decisión de su gobierno sobre cerrar las puertas a los migrantes.

“No podemos recibir a un solo refugiado más. Por el contrario, quisiéramos entregar a algunos”, declaró a la edición digital de la revista alemana “Der Spiegel”.

Salvini, también vicepresidente del Gobierno italiano, ejerce una política dura para frenar los flujos migratorios hacia Italia y defiende que, mientras el país ha sido solidario durante los últimos años, el resto de Europa no ha asumido sus compromisos.

Según informes de la Organización Internacional para las Migraciones, Italia recibió por vía marítima 119.369 migrantes en el 2017, una cifra que ha descendido en los últimos cuatro años. Mientras que en lo que va de año, ha recibido alrededor de 16 mil migrantes.

La embarcación de Lifeline repite el escenario del barco Aquarius

Mientras se decide la suerte de estas personas, la embarcación permanece en el Mediterráneo, exactamente como ocurrió con el barco Aquarius que terminó desembarcando en el puerto español de la ciudad de Valencia, tras la negativa de Italia y Malta.

Francia declaró que aceptaría a cierta cantidad de tripulantes de Aquarius que cumplan con los requisitos de demandantes de asilo.

¿De dónde proviene la embarcación de Lifeline?

En las diferencias de Italia y Malta, el origen de la embarcación parece ser el punto medio entre los dos países. El ministro Toninelli recordó que el barco lleva bandera de los Países Bajos y que sus acciones “se lleven a cabo en la ilegalidad y no en favor de la seguridad”.

El Gobierno neerlandés ha asegurado que la embarcación no tiene permiso de portar la bandera nacional.

En respuesta, la organización ha publicado vía Twitter, los documentos que prueban que la embarcación está efectivamente registrada en Países Bajos con fecha del 19 de septiembre de 2017 y con validez hasta 2019.

Con EFE y Reuters

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.